Dictadura censora de Facebook
Nuevo bloqueo de Facebook, 1 de Abril a la 1:50 de la madrugada

Los escándalos de Facebook

Son de sobra conocidos por todos los escándalos generados a través de esta red social en los últimos tiempos sobre venta de datos de sus usuarios. El asunto es tan grave que incluso les han generado unas pérdidas billonarias en bolsa y un descrédito generalizado. Es un escándalo tan mayúsculo que ya son muchas las personas que van abandonando esa red social o, como mínimo, eliminando muchos de sus datos personales.

Pero hay más, muchos estamos sufriendo un comportamiento por parte de Facebook cada vez más abusivo y difícil de comprender, salvo si lo interpretamos como lo que en realidad parece, que no es otra cosa que una censura absoluta. Y esa censura resulta más chocante todavía si tenemos en cuenta que las víctimas de esa censura solemos ser las personas de una ideología determinada, muy alejada de ese movimiento “progre” que Facebook capitanea y alienta.

Mi caso (y sé que es el de mucha gente)

Yo tengo muchos “amigos” siguiendo mi cuenta de Facebook. Normalmente la cifra está en el límite de 5.000, salvo gente que periódicamente me va dejando de seguir. Esa cifra se vuelve a recuperar a los pocos días dando entrada a personas que debido a esa limitación de Facebook no había podido admitir.

Desde hace unos dos años a esta parte mi situación con Facebook es surrealista, no la llego a entender, o la entiendo demasiado bien. Desde el primer día se me ha ido añadiendo a grupos por parte de muchos administradores y en muchas ocasiones sin mi permiso. Grupos en los que no puedo participar de dos años a esta parte por estar continuamente bloqueado.

El asunto ha llegado a un extremo tan absurdo, que el mismo día que me desbloquean, después de una semana, me vuelven a bloquear otra semana más. Llegando al extremos de ayer mismo, fui desbloqueado a la 1:21 de la madrugada, volviendo a ser bloqueado a la 1:50. Como comprenderán, en 30 minutos es muy difícil que se pueda hacer nada malo, o que incumpla sus políticas. Mucho menos a esas horas.

El expresidente de Facebook: “Dios sabe qué están haciendo a los cerebros de nuestros hijos”

Desbloqueo de Facebook 1 de Abril a la 1:21 de la madrugada
Nuevo bloqueo de Facebook, 1 de Abril a la 1:50 de la madrugada

Expulsión de Facebook durante dos meses

Viendo esto, uno se da cuenta que las políticas que publican a través de sus propios medios, o de voceros blogueros en nómina, no son más que un cuento. Yo nunca he hecho spam, pero me sería imposible hacerlo por no tener tiempo material para ello. ¿Cómo lo voy a hacer si no tengo tiempo material para ello? Es imposible. Además solo hay que ver las barbaridades que se ven publicadas por parte de algunos y a las que Facebook no pone restricción alguna.

Facebook admite error tras censurar “La Libertad guiando al pueblo”

Pero todo esto tuvo su punto culminante el pasado verano. Al ir a abrir mi sesión un fin de semana descubrí un mensaje en el que se me decía que debido a no se qué comportamiento, mi cuenta había sido inhabilitada temporalmente. Esa “temporalidad” fue de dos mese y a día de hoy no tengo ni idea de los motivos. Estos censores del siglo XXI tampoco se han molestado en explicármelos.

¿Con qué nos encontramos ahora?

Pues nos encontramos con una red social a la que, a la vez que le permitimos que nos censure, le estamos regalando nuestros datos personales a cambio de nada. Y no solo es que se los estemos regalando a cambio de nada, ni siquiera sabemos en manos de quién, o quiénes, están.

Mi planteamiento a partir de ahí es el siguiente: ¿me voy o utilizo Facebook en mi beneficio, tal y como ellos han hecho conmigo hasta ahora? Pues decido aprovecharlo en mi beneficio. ¿Y qué hago? Aunque sé que estarán ya registrados, me pongo a eliminar datos y desde luego dejo de dar ningún dato personal nuevo. Sí, ya sé que yo a Facebook no le hago ni cosquillas, pero por lo menos que me quede como una satisfacción personal.

De lo que ya se ha hecho no hay posibilidad de dar marcha atrás, pero sí existe esa posibilidad de lo que esté por hacer. Aprovechémonos de ellos mientras les dure el chollo, que cada vez tiene más pinta de tener una caducidad cercana debido a la pérdida de usuarios. Ni un solo dato nuevo más salvo vaguedades, o lo que a cada uno le pueda interesar personalmente. Es decir, sacarles partido.

Es muy complicado

Yo llevo haciéndolo ya desde hace bastante tiempo, pero hay que eliminar información de nuestros perfiles. Eso y no dar ni un solo dato nuevo más. Y sí, sé que es difícil porque Facebook es un gigante, pero torres más altas han caído. Además si uno lo piensa fríamente, es ridículo. Sabemos a ciencia cierta que el uso de nuestros datos les está generando un gran negocio.

Y no solo eso, ese gran negocio no está autorizado por su legítimo propietario y ni siquiera obtiene beneficio alguno de ello. Seguir aportando datos a lo tonto es de eso, de tontos de baba. Pues bien, aprovechémonos de ellos como ellos lo han hecho de nosotros y cortemos el grifo de nuevos datos. Ellos son muy grandes, pero nosotros somos más y sin nosotros no tienen nada que hacer.

También le puede interesar

Buscar empleo en Curralia
Conocer todas las curiosidades del mundo de los toros
Leer sobre temas paranormales, OVNIS y misterios
Temas Curiosos
Cómo, qué, por qué, para qué...