Acusado de vejar en Twitter a víctimas de ETA y a militantes del PP
De FDV - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=45009302

Muchos de sus tuits fueron chistes sobre Carrero Blanco. “A Miguel Ángel Blanco ETA le avisó. Si no se apartó de la bala, culpa suya”, publicó en otro. La Fiscalía pide dos años y medio de cárcel por enaltecimiento del terrorismo.

La Audiencia Nacional juzga este jueves a un acusado que publicó en Twitter comentarios vejatorios hacia las víctimas de ETA, sobre todo hacia Luis Carrero Blanco y hacia los militantes del Partido Popular, unos hechos por los que la Fiscalía pide para él dos años y medio de cárcel. “Ojalá la ETA pegue un tiro a todos los peperos!! Pero qué dices Uy” Perdón! Ha sido mi gato”, “Carrero Blanco inspiró a Spielberg para rodar Regreso al Futuro 2” o “A Miguel Ángel Blanco ETA le avisó.

Si no se apartó de la bala, culpa suya” son algunos de los tuits que llevarán a juicio a José Ignacio M. B. por un delito de enaltecimiento del terrorismo. Los publicó, según sostiene el fiscal en su escrito de acusación, “con una clara finalidad de ensalzar, justificar y difundir públicamente a personas y actos terroristas relacionados con la organización terrorista ETA, así como de humillar a víctimas de dicha organización terrorista”.

Otro de los comentarios lo dirigió hacia la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, de quien publicó una foto retocada en la que aparece portando un cartel con el anagrama de ETA.

Un total de 19 tuits recoge el fiscal en su escrito, publicados entre 2012 y 2017, y por los que solicita para José Ignacio M. B., aparte de la pena de cárcel, el pago de 2.520 euros de multa.

En ocho de ellos, el acusado hacía chistes sobre el almirante Carrero Blanco —presidente del Gobierno durante la última etapa de la dictadura franquista, asesinado por ETA en 1973—, entre ellos, “Carrero Blanco, campeón de salto”. También publicó otros comentarios denigrantes hacía el concejal del PP Miguel Ángel Blanco, asesinado en 1997, y hacia víctimas de varios atentados, como el de Hipercor, en 1987, o el de la casa cuartel de Vic, en 1991.

En relación a ambos atentados, publicó: “La culpa de los muertos de Hipercor fue toda de ellos. Por ponerse ahí. Es injusto pero…” y “Eso son escudos humanos usados por el Gobierno. ETA avisó de la bomba”, junto con una imagen de un guardia civil herido en el atentado llevando en brazos a una niña.

Fuente