Jueces y fiscales piden la dimisión de Catalá
De https://vimeo.com/user13634967 - Este archivo deriva de:Rafael Catalá Polo 2015.jpg, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=60958095

Las palabras del ministro contra el juez que emtió voto particular en la sentencia de La Manada provocan la indignación de colectivo judicial al completo. Las siete asociaciones de jueces y fiscales acusan a Catalá de intromisión: sus palabras “son una temeridad”. El CGPJ informa que sancionó al juez Ricardo González por retrasos injustificados.

Las siete asociaciones de jueces y fiscales han pedido en bloque la “inmediata dimisión” del ministro de Justicia, Rafael Catalá, tras las declaraciones que ha efectuado este lunes en referencia al juez Ricardo González que emitió su voto particular en la sentencia del caso ‘La Manada’.

El ministro Catalá ha manifestado hace unas horas que el juez que dictó un voto particular en el caso de ‘La Manada’ tiene “algún problema singular” y ha opinado que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debió actuar “preventivamente”. A través de un comunicado, las siete asociaciones de jueces y tres de fiscales consideran que las manifestaciones de Catalá representan una intromisión del Gobierno en las resoluciones judiciales, cuando, a su juicio, simplemente se debería limitar a “respetar y velar por el respeto del funcionamiento de las instituciones”.

“La intromisión del Ejecutivo en las labores que le corresponden exclusivamente al Consejo General del Poder Judicial (tales como la tutela o el impulso de la labor disciplinaria) y los comentarios acerca de la capacitación o no de un magistrado son una temeridad por quien ejerce como ministro de Justicia”, opinan la Asociación Profesional de la Magistratura, Jueces para la Democracia, Asociación Francisco de Vitoria, Foro Judicial Independiente, Asociación de Fiscales, Unión Progresista de Fiscales y la Asociación Profesional Independiente de Fiscales.

Creen que Catalá ha sembrado “públicamente dudas sobre la capacidad y condición” del juez Ricardo Javier González, que emitió un voto particular discrepante a favor de la absolución de los cinco integrantes de La Manada y en contra de la sentencia mayoritaria, que les condenó por abusos sexuales, y no agresión sexual, a una joven madrileña durante los Sanfermines de 2016.

Sancionado por retrasos injustificados

El “verdadero peligro”, sostienen las asociaciones, es “la utilización de las resoluciones judiciales por el Ejecutivo y la confusión intencionada de intereses electorales con lo que debería ser su labor”. Jueces y Juezas para la Democracia ya pidió el pasado 28 de abril el cese de Catalá por sus “inadmisibles” declaraciones en las que pedía la revisión del voto particular del magistrado por el CGPJ. Una postura a la que ahora se han unido el resto de asociaciones.

Catalá, que fue reprobado por el Congreso el año pasado, ha manifestado esta mañana en declaraciones a COPE su sorpresa por que el Consejo General del Poder Judicial no haya actuado “preventivamente” contra este magistrado que, ha dicho, tiene “algunos expedientes ya abiertos”. Poco después, el CGPJ ha informado que Ricardo Javier González fue sancionado por el órgano de gobierno de los jueces en julio de 2001 por retrasos injustificados y reiterados en sus funciones.

Fuente