Desahucio del Marqués de Larios
Hija del marqués de Larios

Esta mañana se ha ejecutado el desahucio que tras un contencioso con José Carlos Fernández de Villavicencio, Marqués de Larios, obligaba a su ex-mujer, su hija y su nieto de 6 años a abandonar su domicilio

Según informa el diario “ABC”, esta mañana se ha procedido a ejecutar la sentencia por la que se obliga al desahucio del domicilio familiar de en el que hasta ahora vivían la ex-mujer, la hija y el nieto del Marqués de Larios. Según este mismo medio, cuando hace 20 años José Carlos Fernández de Villavicencio se divorció de Eva Lydia Isabelle Frommer, acordaron una pensión de manutención de 600 euros, así como el disfrute de ese domicilio situado en la Moraleja por parte de Eva y de la hija de ambos, Sandra.

Posteriormente el marqués contrajo matrimonio de nuevo y fruto de ese matrimonio tiene dos hijos. Al parecer, desde que se produjo ese divorcio hace 20 años, padre e hija mantenían una tensa relación. Esa tensa relación ha desembocado en un contencioso por el cual se disputaban el que hasta ese tiempo había sido domicilio familiar y que el padre permitió que su ex-mujer disfrutara con su hija. Todo ello hasta llegar hasta hoy, día en el que se ha llevado a cabo el desahucio.

No se entiende como una persona sin necesidades económicas puede hacer esto

Sandra, la hija del Marqués de Larios, mantiene que desde que se produjo el divorcio, la actitud de este había cambiado mucho con ellas. Y tanto que tiene que haber cambiado para llegar a un extremo como este que parece más una cuestión de orgullo que de necesidad. Las imágenes del desahucio son dolorosas. Ya no solo por hacerle algo así a una hija, también a un nieto que todavía es demasiado pequeño.

Aunque imagino que la casa sería propiedad del marqués desde un principio, no se entiende demasiado que las cosas puedan llegar al extremo al que han llegado. Hay muchas cosas en la vida que están por encima del dinero, pero por encima de un nieto y una hija no puede haber nadie, suceda lo que suceda. Da pena ver cosas así.

Vea aquí las imágenes del desahucio desde dentro de la casa