CV de Juan José Merlo

El diputado de En Marea y secretario de Organización de Podemos Galicia, Juan Merlo, renuncia a su acta parlamentaria después de que se desveló que en su currículum figuraba que era ingeniero cuando únicamente tiene formación.

Él mismo anunció que presentaba su dimisión al acta de diputado, así como deja las responsabilidades en la organización morada, como número dos de su secretaria general, Carmen Santos, que precisamente este viernes está en una reunión con la dirección de Podemos en Madrid.

Tras conocerse la información que publicó ABC, él mismo salió a comparecer ante los medios de comunicación para reconocer el “error” con su “connivencia” y admitir el “bochorno” por lo ocurrido, pero había dicho que no entendía que fuese motivo de dimisión y lo diferenció del caso de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

El diputado de En Marea ya había reconocido previamente este viernes el “bochorno” por figurar como ingeniero sin serlo. “Yo ya dije que la titulación no la conseguí, mi formación vino más por la parte práctica que por la teórica”, ha apostillado.

“No fui lo suficientemente enérgico”, apuntaba el número dos de Podemos en Galicia que asumió su “connivencia” en mantener una “cuestión errónea y equivocada” en su biografía académica.

“Mi padre me enseñó de esa forma un oficio y eso dio lugar a esa cuestión”, esgrimió Merlo, que explicó que su padre se había dedicado a cuestiones relacionadas con la ingeniería vinculada al sector naval y le había ofrecido conocimientos en esta línea.

También remarcó que su “intencionalidad” nunca fue inflar su “currículum” al entender que no es necesario porque él nunca hizo gala de “elitismo” o de “titulitis”.

La portavoz de Podemos en el Congreso y número dos del partido, Irene Montero, ha asegurado este viernes que es “evidente” que el ya ex secretario de Organización gallego tenía que dimitir por inflar su currículum, porque en su partido, cuando cometen “un error”, lo “reconocen” y actúan de forma “ejemplar”. Y sino que se lo pregunten a Echenique, que contrataba a sus asistentas en negro.

Leer más