Cristina Cifuentes, máster
361px-Consejo_de_Gobierno_de_la_Comunidad_de_Madrid,_19_de_septiembre_de_2017b_(37323463335)_(cropped)

Los ridículos máster

España es sin duda uno de los países del mundo donde más se ha impuesto la llamada “titulitis”. Ya puedes ser la persona con más experiencia del mundo que si no llevas tu “titulitis” debajo del brazo, no hay nada que hacer. Pero esto no es algo que suceda con la gente normal, con la gente de “a pie”, sucede también con los políticos. Carreras eternas, licenciaturas sin haber pasado del primer curso o, como el caso de Cristina Cifuentes, un máster aprobado, o no.

La verdad es que a mi me importa bastante poco si Cifuentes tiene o no tiene aprobado el máster. Dame un político honesto con la educación general básica y con dos dedos de frente y llévate mil políticos con tres carreras cada uno y con un “cum laude” en la carrera más exitosa de España, la del “enchufismo” y el “peloterismo”. No se equivoque, con máster o sin él, tampoco me gusta Cifuentes. A mi me gusta la gente fiel a sus ideas y sin vaivenes para ser políticamente correcta y una “bien queda”.

La cacería a Cifuentes no es más que un quiero pero no puedo

Pero el caso es que Cristina Cifuentes es el tuerto en el país de los ciegos. Es decir, lo menos malo para muchos, sin llegar a ser ni medio bueno, solo hay que ver lo que tiene enfrente. La oposición no encuentra forma alguna de poder arañarle votos y este es un recurso más para intentar conseguir lo que es casi imposible que consigan en unas urnas. toda esa oposición que es, además, fiel a la gran frase de Rubalcaba de 2014, que quedará grabada para los anales de la historia.

PSOE, Callosa de Segura
Tuit de Rubalcaba de 2014, en el que queda claro lo que es el PSOE

Porque esto es en general la política de hoy en día, un conjunto de mediocres que intentan acabar con el adversario de una forma mediocre. Y entre mediocres el que gana es el que menos mediocre parezca, en este caso Cifuentes.

No hacen nada por el bien común, solo por el propio

No crean que a la oposición le importa si el máster de Cifuentes es real o falso. Lo único que le importa es que es una buena excusa para cargarse a un adversario político. Ya lo han hecho muchas veces, buscar el flanco débil y acosar hasta destruir. ¿Cómo me voy a fiar yo de nadie así? En la vida.

Mientras tanto estamos asistiendo a un espectáculo bochornoso. Con la cantidad de cosas que suceden en este país, todo parece que depende si Cifuentes tiene o no tiene ese máster. Si lo ha conseguido lícitamente muchos tendrían que callar, aunque no lo harán. Y si el máster fuera mentira sería tan ridícula como muchos de los fariseos que ahora ponen el grito en el cielo contra ella. ¿Cuántos tendrían que agachar las orejas si nos pudiéramos a analizar su historial académico? Les garantizo que muchos, la mayoría.

Lo peor de todo esto son los “brazos armados” de la oposición en su persecución, acoso y derribo. Hay tanto “cazador” de Cifuentes por redes sociales que se ve a la legua que no se enteran de nada, que producen hasta la risa. Cazadores de gamusinos que siguen al acecho de ese imaginario animal, solo porque se lo han mandado o les han prometido algo. Cuánto rebaño de “independientes” gregarios.

Únete a nuestro grupo de Facebook

Únete a nuestra página de Facebook

Síguenos en Twitter

También le puede interesar

Buscar empleo en Curralia
Conocer todas las curiosidades del mundo de los toros
Leer sobre temas paranormales, OVNIS y misterios
Temas Curiosos
Cómo, qué, por qué, para qué...