corrupción andaluza

Grave de lo que parecía

Han pasado ya unos cuantos lustros desde el inicio de las fechorías pensadas, gestadas y paridas en nuestra incomparable Andalucía. Legiones de personas (cercanas numéricamente a las legiones romanas que alcanzaban entre 4.200 y 6.000 hombres) muy afectas al unicolor “sistema político andaluz”, inocularon un virus pegajoso, de fácil implantación, que terminótransformándose a lo largo del tiempo en una enorme y terrible enfermedad política-económica-social, que terminó en pandemiaautonómica, resistente a una posible curación incruenta.

De entre los muchos gerifaltes, posibles causantes de tan terrible enfermedad (cuyas consecuencias hemos sufridoprincipalmente todos los residentes en esta Comunidad Autónoma) destacan principalmente dos; los Sres. Chaves y Griñán que, entre otros cargos políticos, fueron presidentes de la Junta de Andalucía.

Hoy me quiero dirigir tan solo al segundo que curiosamente fue, antes que presidente, Consejero de Hacienda. Señor Griñán: No quiero dirigirle ningún insulto, pero sí quiero decirle que ha estado usted francamente mal al negar ante el tribunal que le juzga por el mayor escándalo de corrupción que ha habido en España– que no tuvo nada que ver con el PER los falsos ERE, las financiaciones fraudulentas y la infinidad de suciedades que se cuantifican en cerca de ¡¡¡mil millones de euros!!!

¿Dónde está su honor, echando la culpa a sus subordinados? ¿Dónde su respeto por los interventores? ¿Tampoco se siente avergonzado ante su familia? Tiene usted cara de buena persona, pero, lo siento, ¡¡me ha decepcionado!!

Música malsonante y maloliente

Si te gusta El Diestro puedes…

Unirte a nuestro grupo de Facebook

Unirte a nuestra página de Facebook

Seguirnos en Twitter