Almirante Cervera al desprecio de Ada Colau
El almirante Cervera y Ada colau (Actuall)

“Ten presente siempre que tu padre sólo ha aspirado a cumplir con su deber y pídele a Dios misericordia para él” escribió el almirante Cervera a su hijo.

La retirada de la calle al almirante Cervera bajo la acusación extemporánea de ‘facha’ en Barcelona, para ser sustituida por el nombre de un actor que descerrajó un ‘me cago en la puta España’ estaba prevista por el propio marino, o casi.

La alcaldesa de Barcelona no se podría imaginar que semejante afrenta ya la daba por segura don Pascual Cervera y Topete, que pasó a las páginas de la Historia por participar en varias guerras, gobernar el archipiélago filipino de Joló, recibir la Legión de Honor Francesa, ser ministro de Marina y senador vitalicio.

A través de las redes sociales, una de sus tataranietas, Cristina Cervera, ha desvelado que en la familia, más de un siglo después de la muerte del almirante, guardan como oro en paño la carta, reproducida, que el marino escribió para su hijo a modo de testamento paterno.

En el fragmento mostrado por la tataranieta, se puede leer cómo Cervera sabía que su vida iba a ser objeto de odios irracionales y cómo aconsejaba a sus descendientes que afrontasen tal situación. Dice así:

Seguramente alguna vez has de oir juzgar mis actos y muy pocas serán las que en esos juicios sean desapasionados; para unos seré un héroe legendario; para otros un cobarde vil y miserable. Para unos será un ejemplo sublime que habré dado al obedecer las estúpidas órdenes que nos condujeron a la ruina; para otros será un crimen imperdonable el haberlas obedecido. Ni te envanezcas con lo uno, ni te exaltes con lo otro. Considera siempre que todos los actos públicos son del domino de todos, que pueden censurarlos; evitar oir semejantes juicios tanto los que puedan halagarte como los que puedan herirte, y ten presente siempre que tu padre sólo ha aspirado a cumplir con su deber y pídele a Dios misericordia para él, cuando sea llamado a su Divina presencia”.


Fuente