Antonio Banderas (Instagram)
El actor malagueño, en una entrevista a The Guardian, además de hablar de su papel en ‘Genius: Picasso’ opinó sobre el conflicto catalán.
A pesar de los intentos que hizo en rehuir de las preguntas que le hacía el periodista británico y no pronunciarse sobre el polémico tema catalán, Antonio Banderas acabó hablando de la situación política de España y Cataluña. El actor malagueño concedió una entrevista para ‘The Guardian’ dentro de la promoción que está haciendo de ‘Genius: Picasso’, una serie de diez episodios para National Geographic en la que es protagonista poniéndose en la piel del pintor.
El asunto comenzó cuando el periodista le preguntó: “¿Dónde piensa Banderas que el artista se habría posicionado en el tema de la independencia catalana?”, a lo que el entrevistado respondió: “Creo que Picasso se habría mantenido del lado de la ley, de la Constitución. Entiendo el romanticismo de muchas personas, la voluntad política. La Constitución les permite tener un referéndum real, pero tienen un obstáculo frente a ellos llamado democracia”. 
No satisfecho con la respuesta, el entrevistador indagó en el tema y preguntó: “Olvídate de Picasso. ¿Qué piensa Banderas de la reciente violencia donde, según los informes, 900 personas resultaron heridas mientras intentaban votar en el referéndum? Los enfrentamientos fueron la culminación de las tensiones después de que Madrid declarara el referéndum ilegal e inconstitucional”. Banderas intentando mostrarse cauteloso comenzó diciendo: “Esto es mucho más complicado. Voy a meterme en problemas…”, pero añadió: “Si decido llevar a mis hijos y abuelos como escudos violando la ley, las fuerzas van a tener que hacer frente a mis hijos y a mis abuelos. Es un poco curioso, ¿no?”. Explicación que el actor remató diciendo: “Hubo 900 personas heridas, ¿dónde están?”.
 
Antonio Banderas también habló sobre el infarto de corazón que sufrió afirmando que “fue aterrador”, según recoge larazon.es  “Era algo que conocía, pero cuando lo ves frente a ti te das cuenta de que la existencia de la muerte es real», explicó. Un suceso por el cual ha cambiado sus hábitos de vida: “Dejé de fumar. Hago mucho deporte y tomo los medicamentos recomendados”. Una vida más saludable que compagina con mucho trabajo: “A veces me quejo de que necesito descansar, pero después quiero comerme la vida. No quiero vivir como si ya estuviera muerto. Voy a vivir, y si me muero, me he muerto”

Leer más