Albert Rivera nunca ha escondido su afiliación a UGT, desde que trabajaba en los servicios jurídicos de La Caixa, pese a dejar su trabajo para dar el paso de entrar en política el líder de Ciudadanos siguió afiliado al sindicato.

El líder naranja justificó esta decisión porque según ha explicado él mismo en la carta enviada a UGT, cree en el destacado papel que estos deben tener en la representatividad de la sociedad.

Pero el líder de la formación naranja decidió hace una semana solicitar su baja ante la participación de UGT en apoyo a los políticos presos y el proceso separatista, el pasado domingo en Barcelona.

Según se ha sabido son muchas las personas que han tomado la misma decisión que Albert Rivera, tanto en UGT como en CCOO, por su descarado apoyo al proceso separatista que vulnera las leyes democráticas vigentes en España.

 

Leer más