Ocupan el piso de alquiler de un camionero
Grafitti Okupa en Sevilla (Wikipedia)

Esto es inaudito

Según informa el diario “El Comercio”, el pasado 3 de Marzo el piso de alquiler en el que vivía un camionero en El Berrón (Asturias) ha sido ocupado mientras el legítimo inquilino se encontraba de viaje en Francia. Pero no solo eso, según ha desvelado el propio camionero, los “okupas” le pidieron 400 euros para irse.

Ahora José Antonio L.A., que así se llama el camionero, se encuentra sin casa y durmiendo en su camión, a pesar de haber presentado la correspondiente denuncia. Ha conseguido que le dieran alguno de sus enseres personales pero el que duerme en la calle es él.


¿En qué país vivimos?

Nos enteramos de unas noticias en los últimos tiempos que como calificaba el propio camionero protagonista de esta noticia son “surrealistas”. Una persona paga por su propiedad, sea de alquiler o como propietario, y quien tiene que dormir en la calle es el legítimo dueño del inmueble. Pero lo peor de todo es que son cosas bien vistas para una buena parte de esta sociedad enferma en la que vivimos. Imagino que hasta que les toque a ellos.

Mientras tanto la justicia es tan lenta ante hechos tan claros como estos que quien se ve afectado por este surrealismo no recibe la ayuda pertinente con urgencia. Tan es así que el que acaba durmiendo en la calle es él. El descaro de estos delincuentes, porque eso es lo que son estos ocupas, es tal que incluso se permiten el lujo de pedir dinero al propietario para marcharse de su propiedad.

Si un estado es incapaz de garantizar ni siquiera la propiedad privada de las personas, ¿qué podemos esperar de él? ¿Para qué se pagan impuestos? Esto va cada día de mal en peor. Me pregunto a quién protege exactamente el estado y la Justicia. Es inadmisible e incomprensible que circunstancias como estas puedan suceder con el descaro que suceden.

Al final te das cuenta que tienen más derechos los malos que los buenos. Los tiempos de espera son demasiado largos para asuntos tan graves y tan claros. Mientras, quien paga las consecuencias es quien intenta vivir de una forma honrada. Esto es demasiado peligroso porque como esto siga así, al final la gente va a empezar a tomarse la justicia por su mano. Y después será el que encima reciba un mayor castigo.



Únete a nuestro grupo de Facebook

Únete a nuestra página de Facebook

Síguenos en Twitter

También le puede interesar

Buscar empleo en Curralia
Conocer todas las curiosidades del mundo de los toros
Leer sobre temas paranormales, OVNIS y misterios
Temas Curiosos
Cómo, qué, por qué, para qué...