Artículo sobre el asesinato de Gabriel Cruz, El País
Ana Julia Quezada

Ya empieza a dar mucho asco lo que escriben y dicen muchos acerca de este vil asesinato

Publicábamos ayer un artículo acerca de las barbaridades que muchos están diciendo y escribiendo sobre el asesinato de Gabriel Cruz solo porque su asesina es mujer, negra e inmigrante. Pero lo que ayer pudimos leer en un artículo de “El País” es aberrante y esperpéntico, bajo mi punto de vista es pura basura.

Baste de muestra un botón, lean la siguiente frase que se ha tomado literalmente de ese artículo:

Después de que ayer Ana Julia confesase su crimen y argumentara que el pequeño Gabriel quiso agredirla con una especie de hacha y que ella le golpeó intentando defenderse, la pregunta que todo ciudadano se hace es: ¿actuó entonces en legítima defensa?

Pero no se asusten, la desvergüenza de este artículo no llega al extremo de concluir que la asesina confesa matara a un niño de 8 años en legítima defensa, eso sería ya vergonzoso. Al final del artículo y citando los supuestos judiciales de la legítima defensa concluye:

Por lo tanto, en el caso de Gabriel, podría no aplicarse la eximente de legítima defensa por tratarse de un niño relacionado estrechamente con su presunta asesina.



La peregrina justificación de la legítima defensa por parte de Ana Julia Quezada

Que tras confesar su crimen, Ana Julia Quezada haya esgrimido que fue en legítima defensa, aunque absurdo, podría llegarse a entender. Esta indecente quiere evitar el supuesto de la prisión permanente y en su intento puede decir lo que quiera. Es ridículo plantear eso cuando ella es una persona adulta y Gabriel tenía ocho años, pero lo hace. ¿No fue capaz de matarle? Cualquier cosa que haga entonces a partir de ahí ya asusta menos.

Pero de ahí a que un medio de comunicación como “El País” se plantee ese supuesto es obsceno. ¿Plantearía ese supuesto si la victima y el asesino hubieran sido otros? Me temo que no. ¿Haría ese mismo estudio jurídico que hace en ese artículo?

Captura de pantalla del artículo (El País)

Parte de la progresía española y la extrema izquierda están llegando a unos extremos en este caso que repugnan. Parecen querer buscar una coartada para Ana Julia Quezada o una justificación que no encuentran. Pretenden desviar la atención hacia un supuesto machismo, xenofobia o racismo de la sociedad hacia la asesina que no existe. Un niño de 8 años ha sido asesinado por un adulto, punto.

¿Cómo es posible que estemos llegando a estos extremos?

Me pregunto cómo acabaremos cuando en casos como el de Gabriel Cruz, algunos medios y parte de la sociedad plantean estas dudas. Me pregunto desde cuándo a esa parte de la sociedad y a esos medios se les ha ido la cabeza de esta manera para plantear dudas como las planteadas en este artículo.

Me pregunto desde cuando a esa parte de la sociedad se le ha ido la cabeza de tal manera para buscar la justificación al asesinato de un niño, solo por quien sea su asesino. Nadie tiene derecho a matar a nadie. Mucho menos si el asesino es un adulto y la víctima es un niño.

Nos rasgamos las vestiduras con la corrupción política. Creemos que todos nuestros males vienen de la clase política, pero no. Los políticos no son más que una parte de esta sociedad. Encontrarte con que una parte de esta sociedad plantea este tipo de dudas y titulares, demuestra que no está nada bien. Demuestra que en parte está absolutamente podrida y perdida, que no tiene solución.

Y el problema no es que una parte esté podrida. El problema es que esa parte puede pudrir al resto como se está viendo en muchos casos.

Únete a nuestro grupo de Facebook

Únete a nuestra página de Facebook

Síguenos en Twitter

También le puede interesar

Buscar empleo en Curralia
Conocer todas las curiosidades del mundo de los toros
Leer sobre temas paranormales, OVNIS y misterios
Temas Curiosos
Cómo, qué, por qué, para qué...
COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL