Vanidad de Luis del Olmo, programa de Bertín Osborne
Luis del Olmo entrevistado por Bertín Osborne (TELECINCO)

Larga trayectoria profesional

Antes de nada he de reconocer la larga trayectoria profesional de Luis del Olmo. Es innegable que durante muchos años su programa fue líder indiscutible de audiencia, sería absurdo negar su mérito. Pero siento decirlo, a mi nunca me ha gustado como profesional. Siempre me ha parecido lo que popularmente se conoce como un “chaquetero” y en el programa de Bertín Osborne descubrí algo que desconocía de él, su vanidad y su ego son enormes.

Es lógico que un profesional de una larga trayectoria se sienta orgulloso de ello, pero por lo que demostró en ese programa le falta demasiada modestia. Una de las palabras que más repitió fue “yo”. Y sin poner nunca en duda su gran éxito profesional, creo que a este hombre le sobra un poco de “yoísmo”.

Puede que algunos no tengan demasiada memoria, pero yo sí. Políticamente siempre se ha arrimado al poder, siendo muy complaciente con quien gobernara en cada momento fuera el partido político que fuera. Pero en el programa de Bertín Osborne presumió de una independencia profesional, que él mismo se ocupó de echar por tierra con dos ejemplos.

La anécdota del restaurante al que criticó en antena

En un momento de la conversación habló de un restaurante al que había ido a cenar para celebrar un evento de alguno de sus compañeros. Al parecer les trataron mal y cenaron peor. Al día siguiente en su programa, según él mismo reconoció, criticó duramente al restaurante y recomendó a sus oyentes que no se les ocurriera ir por allí.

Pero casualmente, la dueña del restaurante era amiga de la mujer de Franco, Carmen Polo, quien se encargó de llamar al director de Radio Nacional para que Luis del Olmo rectificara. No solo eso, le obligaron a entrevistar a la dueña del restaurante amenzándole que, de no hacerlo, sería el fin de su carrera en la radio. Finalmente, Del Olmo tuvo que entrevistar a esa señora para que tuviera la oportunidad de hacer una buena publicidad de su restaurante.

Pero lo más curioso de todo es que después de contar esa anécdota presumió de independencia profesional por poner discos de Serrat en antena, cuando al parecer estaba censurado. ¿Presumir de independencia? ¿Y lo que hizo con la señora del restaurante?

Su huida de Onda Cero

Muchos recordarán el contencioso que hubo entre Onda Cero y Kiss FM. En los comienzos de Kiss Fm, Onda Cero se ocupó de la gestión de las emisoras. En ese acuerdo, Onda Cero se comprometía a garantizar unos ingresos publicitarios mínimos, en función a los oyentes que consiguiera Kiss FM. El éxito de esta emisora fue tan grande, que a Onda Cero se le fue de las manos y no podía pagarlo, estando a punto de acabar con la desaparición de esa emisora.

¿Y quién fue el primero en abandonar ese barco con graves problemas por aquel entonces? Pues Luis del Olmo. Fue a partir de ahí cuando decidió crear su propia emisora, Punto Radio, hoy ya desaparecida. Imagino que para Onda Cero habría supuesto una gran ayuda haber seguido contando con su locutor estrella en los momentos más duros. Del Olmo no debió pensar lo mismo y se fue.

Su peor momento en el programa de Bertín Osborne

El peor momento de Luis del Olmo en el programa de Bertín Osborne fue cuando perdió el protagonismo y acudieron al mismo, su hijo, Carlos Herrera y la hija de este. En esos momentos, del Olmo parecía visiblemente incómodo. Muy serio, hablaba poco e incluso reía las gracias a regañadientes. Daba la sensación que haber perdido parte del protagonismo del programa no le hacía demasiada gracia.

Fue ahí cuando me di cuenta de lo que le gusta a este hombre su protagonismo y su primera y única persona, él mismo. No pongo en duda, por otro lado, su valentía con las amenazas que sufrió por parte de ETA. Hay que reconocer que sentir que estar amenazado, tanto él como su familia, por esos terroristas tiene que ser una situación muy dura. Pero hasta ahí.

Reconozco su larga trayectoria profesional pero creo que una persona que ya tiene 80 años debería haber limado ese defecto tan grave con el paso de los años. El narcisismo que siempre demostró en antena, bajo mi punto de vista quedó en evidencia en esta entrevista. Nunca me había gustado Luis del Olmo y en esta entrevista confirmó mi percepción sobre él. Percepción personal, como es lógico, es evidente que una percepción compartida por muy pocos ya que su audiencia y su éxito fueron enormes.

Únete a nuestro grupo de Facebook

Únete a nuestra página de Facebook

Síguenos en Twitter

También le puede interesar

Buscar empleo en Curralia
Conocer todas las curiosidades del mundo de los toros
Leer sobre temas paranormales, OVNIS y misterios
Temas Curiosos
Cómo, qué, por qué, para qué...