El expresidente catalán fue trasladado a la cárcel de Neumuenster

La portavoz del Ministerio de Justicia alemán, Stephanie Krüger, informó este lunes que, con respecto a la detención del expresidente catalán, Carles Puigdemont, que el delito de rebelión no está tipificado como tal en el Código Penal alemán pero puede haber delitos que sean equiparables. Este es el principal cargo por el cual la justicia española imputa al expresidente catalán.

“El delito de rebelión no aparece con esa palabra en el código penal alemán”, dijo Krüger en la rueda de prensa habitual de portavoces del Gobierno y ante reiteradas preguntas sobre el procedimiento en torno a la orden de captura emitida contra el líder independentista. “Sin embargo, lo decisivo no es la palabra, sino que en la legislación alemana haya un delito que sea equiparable y eso es una cosa que no puedo determinar desde aquí, sino que es competencia de la Audiencia Provincial de Schleswig-Holstein”, agregó en referencia al tribunal encargado del caso.

Cuando fue preguntada sobre si el delito de alta traición, el cual está contemplado en la legislación alemana, podía ser equiparable al de rebelión, Krüger declinó comentar.

De hecho, el delito de alta traición está especificado en el artículo 81 del Código Penal alemán, determina que aquel que “con violencia o amenaza de violencia” atente contra la existencia de la República Federal de Alemania o intente cambiar el orden constitucional alemán será castigado con penas de cárcel, según la gravedad del caso, con penas de van desde un año de cárcel hasta la condena a cadena perpetua, lo que en la práctica judicial de Alemania equivale a un máximo de 25 años.

Por otra parte, el portavoz del Ministerio de Interior, Johannes Dimroth, confirmó lo que hasta hace poco se presentía, y es que el expresidente catalán podrá solicitar asilo en Alemania, por más complicado que parezca, teniendo en cuenta las buenas relaciones diplomáticas que tienen España y Alemania.



“Teóricamente esa posibilidad está abierta a cualquier persona, lo que no quiere decir nada sobre cuál sería la respuesta a la petición”, dijo Dimroth. Además, aseguró que no recordaba ningún caso de algún español que hubiera solicitado el beneficio y al cual se le hubiera concedido. La situación es complicada, pues desde el primer momento Alemania ha sido clara en respaldar al gobierno español con relación a las intenciones independistas de Cataluña.

Afirmó, además, que la posibilidad de solicitar asilo existe siempre que el demandante de “razones de protección”, lo cual, agregó, “no dice nada sobre el potencial resultado” que tendría tal petición si fuera cursada por Puigdemont.

Ante reiteradas preguntas acerca de por qué no se produjo la detención en cualquier otro país por los que pasó Puigdemont, tras activarse la euroorden del juez español Pablo Llarena, Dimroth se limitó a decir que esa cuestión debía confirmarse con las autoridades pertinentes de esos países.

El expresidente catalán fue detenido el domingo poco después de entrar en territorio alemán a través de la frontera de Dinamarca, en una operación en la que los servicios secretos españoles alertaron a la Policía Federal alemana (BKA). Puigdemont se instaló en Bélgica en octubre pasado huyendo de la Justicia y está procesado en España por rebelión y malversación de fondos públicos por su implicación en el proceso independentista en Cataluña.

Leer más


Investigadores del CNI colocaron un localizador en el coche de Puigdemont