Hoy hablamos de Víctor Carrasco, el rejoneador en coche. En la década de los 40 hubo un rejoneador que destacó por una habilidad muy especial, la de torear desde su automóvil, concretamente desde su “jaca metálica”, nombre que recibió el vehículo que sustituía al caballo.

Ese rejoneador en automóvil, Víctor Carrasco, fue un gran aficionado que soñó con ser torero y que lo hizo montado en su coche por muchas plazas de toda España. Son muy pocas las referencias que hemos encontrado sobre este rejoneador.

Víctor Carrasco, el rejoneador en coche

En una entrevista Víctor Carrasco decía que el rejoneo en automóvil es muy bonito y que tiene su arte, “al que se le acabará prestando toda la atención que merece”. Debutó en Madrid en 1940 y actuó en muchas plazas.

Tras proceder al rejoneo de la res Víctor Carrasco se bajaba del coche, toreando con muleta y entrando a matar a pie. El coche fue construido por él mismo, ajustando el cambio, la dirección y otros aspectos de la “jaca metálica”.

Y parece, por la poca información que hemos localizado, que esta práctica del rejoneo, aunque tuvo su momento no tuvo mucho más recorrido. Y a los hechos nos remitimos.

Alarma ante el uso del estoque simulado

Únete al grupo de El Diestro y Olé en Facebook

Si te gusta El Diestro y Olé puedes seguirnos en Twitter

Infórmate de las mejores noticias en El Diestro