Nos hemos de remontar a un 23 de enero de 1928, día en el que la temporada empezó en la capital de España de una forma prematura en una corrida de toros callejera en la que actuó, como único espada el diestro Fortuna. Ese día Fortuna mató a un toro en la Gran Vía de Madrid.

Resulta que, sobre las 8 de la mañana de ese día de invierno, de una punta de ganado que se dirigía al matadero se escapó un toro negro, listón, bastante grande y muy bien presentado que, en estampida se dirigió por el Paseo de la Virgen del Puerto hacia la cuesta de San Vicente, provocando, como es lógico, algunos percances de consideración, como el que sufrió una anciana que fue corneada gravemente en la calle de Leganitos.

El toro llegó al centro de Madrid, llegando a entrar en el mercado de San Ildefonso, con la alarma que eso produjo. Así las cosas el animal llegó a la Gran Vía, donde se topó con el diestro Diego Mazquiarán Torrontegui, Fortuna, que lanceó al astado con un abrigo. Desde el cercano Casino Militar enviaron un sable para dar muerte al toro, pero el maestro Fortuna prefirió que le trajeran un estoque de su domicilio, que se encontraba cerca. Mientras tanto, con un gabán a modo de muleta realizó una faena de dominio, sujetanto al huidizo animal.

Tras unos minutos interminables entregaron a Diego Mazquiarán el estoque de matar, procediendo Fortuna a la igualada del astado y a dejar una certera estocada, algo desprendida, eso sí, cayendo el toro tras un descabello.

Fortuna mató a un toro en la Gran Vía de Madrid

La ovación fue enorme, ensordecedora. El torero fue llevado a hombros de los estudiantas a un céntrico café y se comenzaron a recoger firmas para que le fuera concedida la Cruz de Beneficiencia por su altruista gesto.

El día 11 de octubre de ese mismo 1928 se celebró la corrida de la Prensa, lidiándose cuatro toros de Veragua y cuatro de don Manuel Aleas, por Fortuna, Valencia II, Villalta y El Tato de México, que tomaba la alternativa. Y tras el paseíllo se le impuso a Diego Mazquiarán la Cruz de Beneficiencia.

Origen de la expresión “no hay quinto malo”

¿Quieres trabajar en EL CORTE INGLÉS

Únete al grupo de El Diestro y Olé en Facebook

Si te gusta El Diestro y Olé puedes seguirnos en Twitter

Infórmate de las mejores noticias en El Diestro