cáliz

Desde tiempos remotos el Santo Grial (el cáliz de la vida) es una de las reliquias más buscadas y deseadas de la historia, se han escrito decenas de libros y esta búsqueda incluso ha dado el salto a la gran pantalla en diversas ocasiones con películas tan conocidas como Indiana Jones.

Detener el paso del tiempo, conseguir la eterna juventud y  evitar sufrir enfermedades son algunas de las cosas más preciadas por la humanidad. En cambio nos cuesta bastante realizar una carrera de fondo para poder conseguir todo esto, y no somos capaces muchas veces de llevar una vida saludable con una dieta que se adapte a nuestras condiciones y la práctica de ejercicio físico.

En cuanto a través de los medios o redes sociales escuchamos que el alimento de turno es la panacea para esto o para aquello nos lanzamos a comprarlo como si de ello dependiera nuestra vida.

De repente,  un producto que solo conocían y consumían  en una zona recóndita del otro lado del mundo empieza a tener una reclamo tan brutal que por la ley de la oferta y la demanda el precio se dispara y  la calidad del cultivo del producto deja muchos interrogantes. Nosotros pese a todo lo consumimos y como es el elixir de la eterna juventud solemos dejar de lado otros hábitos saludables de alimentación y actividad física porque como ya estamos tomando “El Santo Grial” nos lo podemos permitir todo.

Pasan los meses y la moda de este alimento se acaba, pero,  deja tras de sí un gasto extra que ¡oh sorpresa! no ha evitado que el tiempo hiciera mella en nosotros, hemos abandonado ciertos hábitos que sí nos favorecían y ahora hay que volver a retomarlos , con lo que cuesta. Para más inri aquellos del otro lado del mundo tienen que pagar ahora por su producto local de toda la vida cantidades ingentes.

Tropecé de nuevo con la misma piedra, aquella mítica canción de Julio Iglesias y qué gran verdad, pues cada temporada caemos en la misma con un producto diferente, que esté sí, este sí es el que me va a salvar de la quema. Ja!

Hablemos de las bebidas lácteas enriquecidas con Omega 3 que te tienes que beber más de 8 litros para que te aporten la misma cantidad que una ración de salmón a la plancha. ¿Qué pensais de esos bollos industriales con chocolate que son, al parecer por la publicidad, la fuente esencial de hierro para nuestros hijos? Y lo mismo con el  Calcio, la vitamina D, la B, el fósforo…..

Pues señores, resulta, que todos estos ácidos grasos, minerales y vitaminas son absorbidos muchísimo mejor cuando se ingieren con la matriz del alimento, es decir, cuando consumimos alimentos que de forma natural son ricos en ellos. Además de esto nuestra economía no se ve tan mermada al encarecerse la cesta de la compra al adquirir todos estos “productos milagrosos”.

Por tanto, que no nos tomen el pelo y si queremos aumentar la ingesta de Omega 3 consumamos nueces, semillas de linaza, chía,  pescado azul…

Para aumentar el calcio de nuestra dieta podemos ingerir brócoli, lácteos, almendras, tofu…sería idóneo acompañar a estos alimentos con una fuente de vitamina D como los huevos, pescado azul como la caballa, setas, leche… porque  sin ella la fijación del calcio al hueso resulta casi imposible

En cuanto al fósforo se encuentra prácticamente en todos los alimentos de origen animal pero también de origen vegetal, por tanto una deficiencia sería muy poco probable, no obstante podría suceder por la ingesta de alguna medicación o alguna patología.

Y así, podríamos continuar hasta acabar con todos los nutrientes. lo que queremos dejar claro es que con una alimentación saludable y si no existe patología previa, es suficiente llevar una alimentación saludable sin extras a precio de oro.

Que tu casa sea un templo sagrado.

Alimentos infantiles o productos alimentarios (I)

Ofertas De Empleo En Amazon Para Trabajar Desde Casa

Buscar empleo en Curralia

Conocer todas las curiosidades del mundo de los toros

Leer sobre temas paranormales, OVNIS y misterios

Temas Curiosos

Cómo, qué, por qué, para qué…