mucho que sufrir

Una vez más  a los cristianos-católicos, los que profesamos la fe de Cristo han vuelto estos cafres ha vilipendiar  a una mayoría de españoles, una vez más amparándose en nombre de los carnavales en alegorías  grotescas y de mal gusto para los creyentes cristianos.

La cobardía de estos salvajes y cobardes, se da la paradoja  que siempre son los mismos, siempre es Podemos o sus muchas siglas las que miserablemente  buscan  en las  mascaradas para reírse  y hacer vituperios,  agravios que no lo harían con otras religiones. Los cristianos con aquello de poner la otra mejilla nos conformamos e incluso nos vemos anestesiados de ver que esto es “normal”  siempre amparándose en el sentido del humor y en el “derecho “  a blasfemas  a símbolos, en este caso metiéndose con la Virgen María de manera fachosa.

Mo sé porque será  que siempre escogen muy bien a los  pregoneros del carnaval, en esta ocasión, ha sido el pregonero de Santiago de Compostela, cuyo nombre es Carlos Santiago, por lo visto este que se nombra  “dramaturgo” dijo que: “la Virgen María es una  “put” y que la Virgen del Pilar le hacía una felación al Apóstol Santiago”. (Según declaraciones de Ok Diario). El “bienaventurado” alcalde de la Ciudad ha puesto en conocimiento de las autoridades amenazas contra él y sus familiares y en su cargo dice que todo esto es una “campaña interesada”. Estoy seguro que se investigará antes a estos  malandrines que  a este comediante que pronuncio el pregón de carnaval.

El poder que ejercen estos   políticos adscritos a Podemos seguro que  se irán  de rositas, para más inri, la disertación de este popular figurante calificó la arenga carnavalesca  y ridícula de “pregón apostólico”.  He leído en una de las redes que “No podemos dejar que los extremistas del laicismo sigan usando los recursos públicos para promover la discriminación y la vejación contra los cristianos.

Estamos teniendo en España demasiados histriones, payasos que, en su cobardía se amparan  en fiestas antañonas buscando la mofa y el insulto. En cualquier momento saltará la espita que de eso se trata, el cántaro va tanto a la fuente que se puede romper. O lo que es lo mismo, no pondremos la otra mejilla. No sé cuándo y cuánto  vamos a consentir o lo que es lo mismo: todavía nos queda mucho que sufrir.

Si te gusta El Diestro puedes…

Unirte a nuestro grupo de Facebook

Unirte a nuestra página de Facebook

Seguirnos en Twitter

Más del autor…

Lo estoy pensando y madurando