Cuajada de limón

El limón es un alimento lleno de beneficios para la salud, pero además, está lleno de posibilidades gustativas que le dan a las recetas aromas refrescantes y sabores inconfundibles.

En este artículo usted podrá aprender una receta de cuajada de limón, la cual tiene, a su vez, innumerables usos en su cocina. Por ejemplo: puede comerla a cucharadas como un postre cremoso. Puede untarla sobre sus galletas, acompañar diversos postres, etc.
Pero además, usted puede usar la misma receta y cambiar el limón por otros cítricos de su preferencia, ya que le dará el mismo resultado químicamente hablando. Eso quiere decir que usted, usando esta receta como base y apenas cambiando el limón por otra fruta cítrica, puede tener una sabrosa cuajada de naranja, de mandarina, etc.

Lea también: Brownie de chocolate

Eso sí: no conviene que utilice ningún jugo embotellado, por más natural que sea. Es necesario que el jugo de la fruta sea extraído al momento para que surta el efecto necesario en el proceso de preparación de la cuajada. Veamos lo que va a necesitar.

Ingredientes

* Jugo de limón u otro cítrico: ½ taza.
* Huevos grandes: 3 unidades
* Mantequilla: ¼ de taza.
* Azúcar: 1 taza.
* Cáscara de limón rallada: 1 cucharada.

Preparación

1. Ponga una olla a fuego medio, y en ella bata los huevos junto con el jugo de la fruta y el azúcar hasta que hagan una mezcla homogénea.
2. Incorpore la mantequilla picada en cubos y la ralladura de limón.

Mantenga la mezcla en el fuego removiendo constantemente hasta que alcance una consistencia espesa. No permita que se pegue o endurezca.

Al llegar al punto deseado, apague y deje enfriar. Si gusta, puede colar la mezcla para retirar los grumos que pueda ocasionar la ralladura de limón. Final de lista

Conservación

Usted puede almacenar la cuajada de limón por unos 7 días, siempre que la tape con un plástico y la refrigere. La tapa o envoltorio de plástico evitará que la superficie se endurezca o seque al contacto con el aire frío. La otra ventaja es que usted puede congelarla hasta por dos meses. Eso sí, al descongelarla, solo le durará los mismos 7 días indicados.



Fuente