- publicidad -

Podrías esperar a ver jabón, shampoo y rastrillos en la ducha – pero ¿ver un limón en la ducha? Tienes varias opciones de limpieza de la ducha, pero la limpieza con limón es una gran manera de deshacerse de depósitos minerales y manchas de agua. El ácido en el jugo de limón – por no mencionar el olor encantador – hace de este cítrico un limpiador de baño económico y eficaz.

Eliminar la escoria de jabón

La película de color gris que pinta las paredes de la bañera y ducha es una desagradable combinación de minerales de agua, aceite corporal, células de la piel, residuos de suciedad y jabón. Para quitar la escoria de jabón, corta un limón (o dos o tres) por la mitad y frota en todas las superficies escamosas. (Como alternativa, puedes exprimir el jugo de limón embotellado en una esponja y aplicar de esa manera.)

El ácido en el jugo de limón rompe la suciedad y las bacterias que se encuentran en la espuma de jabón. Deja que el jugo de limón se asiente durante 30 minutos, y luego friega la ducha para eliminar la suciedad suelta. Enjuaga la superficie para lavar la espuma de jabón. Para una mayor efectividad al remover la escoria de jabón de la puerta de la ducha de vidrio, sumerge el limón cortado en sal. La sal proporciona abrasividad adicional para eliminar la suciedad.

Retire el sarro de los accesorios de la ducha

El agua dura deja depósitos en todas las superficies, pero la acumulación antiestética es más notable en las cabezas de ducha de cromo, grifos y tapas de drenaje. Antes de tirar a la basura los limones cortados que utilizaste para limpiar la espuma del jabón de las paredes y del piso de la ducha, da a los accesorios una pasada también.

Simplemente frota los accesorios con el limón hasta que veas las manchas desaparecer. A continuación, enjuaga con agua y seca con un paño suave. Con un mínimo esfuerzo, tus accesorios de la ducha ahora están relucientes nuevamente.



Eliminar el moho de la cortina de ducha

El moho ama los lugares cálidos y húmedos, haciendo de los pliegues de tu cortina de ducha un verdadero refugio. No sólo es desagradable el moho, sino que la sobre exposición puede dañar la salud de tu familia.

Afortunadamente, los limones hacen maravillas en las cortinas de ducha con moho. En primer lugar, quita la cortina y remójala en agua tibia salada durante 15 a 20 minutos. Cuélgala de nuevo para que gotee. Mientras la cortina todavía está húmeda, frota con un limón cortado o una esponja humedecida con jugo de limón. Enjuaga la cortina y repite el lavado si es necesario para eliminar cualquier residuo de moho.

Otras maneras de limpiar con limón

La ducha no es el único lugar para limpiar con limón. Si tienes limones adicionales después de limpiar la ducha, prueba estos consejos para refrescar otras áreas de tu hogar:

* Desinfecta las tablas de picar de madera con un limón sumergido en sal.
* Pule tus ollas de cobre con un limón sumergido en sal. Enjuaga las ollas y pule con un paño limpio y seco para un brillo adicional.
* Limpia el interior del microondas cocinando dos tazas de agua y dos mitades de limón durante 3 minutos. Deja el microondas cerrado por cinco minutos más para que el vapor de limón haga su magia. A continuación, rápida y fácilmente limpia el interior del microondas.
* Con todas las mitades de limón que utilizaste, antes de tirarlas a la basura. Colócalos en tu fregadero y/o lavamanos y permite que agua fría caiga sobre ellos y se vaya por el desagüe. También puedes cortar los limones en alguno de estos lugares para que las gotas que salen al cortarlos, caigan ahí, ésto refresca el desagüe y deja un olor cítrico encantador.

Sabemos que limpiar baños es una tarea temida para muchos, pero estos sencillos tips seguro te ayudarán. Si aún así sientes que no estas hecho para ello, contacta a profesionales de la limpieza que se encuentren en tu ciudad.


También puede interesarle:

Pon tu hogar a punto: orden, limpieza…

- publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here