pedro sánchez

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, basaba su rechazo a apoyar a Luis de Guindos como candidato a la vicepresidencia del Banco Central Europeo en que era necesaria la presencia de mujeres en la Unión Europea, calificando su candidatura como machista. Una posición que considero totalmente ilógica y demagógica pero que en el devenir político de Pedro Sánchez podría tener hasta sentido. Pero claro, ese supuesto sentido se pierde cuando una semana después rechaza apoyar a una compañera de su partido, Elena Valenciano, para que ocupe el liderazgo de los socialistas europeos.

Así es Pedro Sánchez, un hipócrita demagogo al que deberíamos calificar de machista, por no apoyar a una mujer, como es Elena Valenciano, para que ocupe un puesto de alta responsabilidad en la política europea.

Y es que no hay nada mejor que dejar transcurrir el tiempo para que la gente se ponga solita en su sitio. Algo que Pedro Sánchez hace de maravilla, pues tarda muy poco en rectificar y en dejarse él mismo y él solito en evidencia ante sus propias declaraciones.

Este es Pedro Sánchez, un demagogo hipócrita y al que tendríamos que calificar a partir de ahora además de machista, por no apoyar a una mujer. Algo que no haré, porque eso sería entrar en su juego. Y no estoy dispuesto a dejarme engañar por las actitudes de los actuales líderes del PSOE.

Una mala tarde para la oposición

La Administración Del Estado Oferta 450 Plazas A Funcionarios Locales

Si te gusta El Diestro puedes…

Unirte a nuestro grupo de Facebook

Unirte a nuestra página de Facebook

Seguirnos en Twitter