Niño 7 años 20 horas muerto en casa
Momento en el que la funeraria levanta el cadáver del pequeño (TELEMADRID)

Terrible

Los hechos han sucedido en Fuenlabrada. Una familia pierde a su hijo de 7 años a causa de un cáncer y ante la imposibilidad de pagar a la funeraria, el cadáver del pequeño permaneció durante 20 horas en el sofá de su casa a la espera de una solución.

En primer lugar los padres fueron ayudados por los vecinos a amortajar el cadáver. La funeraria cobraba 1.600 euros por realizar el traslado, que los padres no tenían, y los operarios de la misma se fueron de allí sin retirar el cadáver. Posteriormente pidieron ayuda al Ayuntamiento de Fuenlabrada, aunque hasta las nueve de la mañana del día siguiente no podían hacerse cargo ni solucionar el problema.

Fue finalmente el jefe del padre del pequeño quien pagó los 1.600 euros que costaba la funeraria y quien solucionó el problema. Los hechos sucedieron el pasado miércoles y han sido Ayuntamiento, Hospital del Niño Jesús y la Funeraria quienes finalmente han sufragado el velatorio.

El dinero

Cuando he leído esta noticia en el “ABC”, se me ha encogido el corazón. El principal temor que tenemos los padres es que le pueda pasar algo a nuestros hijos. No puedo llegar a imaginarme el terrible sufrimiento de esos padres ante una sucesión de desgracias tan terribles. La pérdida de un hijo de tan corta edad y el sufrimiento de no tener dinero para enterrarlo.

El dinero domina tanto nuestras vidas, lo gobierna todo de tal forma que ni ante situaciones como estas, las personas son capaces de mostrar un mínimo de corazón. Sí, efectivamente, finalmente la funeraria también sufragó el velatorio, pero ante la falta inicial de dinero dejaron el cadáver de ese pequeño en casa durante 20 horas.

El dinero ha pasado de ser un medio a ser un fin que todo lo puede, todo lo maneja y lo justifica. A medida que pasan los años todo va a peor, llegando a enterarte de noticias como estas que asombran y duelen. Parecen más bien relatos terribles de una novela de ficción, pero son una realidad. Una realidad que cada día se hace más palpable.

Todo se rige por el dinero y la humanidad, la generosidad, la empatía y la solidaridad pasan a un segundo plano. Y tan en un segundo plano están que cuando uno lee noticias como estas tiene que ser pesimista, porque parece que todo va a peor. Que no hay solución. Mi recuerdo hacia esa familia y hacia ese niño.



Únete a nuestro grupo de Facebook

Únete a nuestra página de Facebook

Síguenos en Twitter

También le puede interesar

Se Buscan Figurantes Para La Serie Allí Abajo. Preséntate Al Casting

Biografía de Guerrita

Otro Charlie Gard/ El juez condena a morir a Alfie Evans, pese a la objeción de sus padres

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL