mir educativo
Imagen: pixnio.com

Que la educación en España está de pena, no es un secreto y que los políticos no se ponen de acuerdo en mejorarla, tampoco. Todos, derecha e izquierda priman sus intereses ideológicos, cuando no simplemente electorales, a la mejora del sistema educativo que, confundiendo enseñanza universalizada con enseñanza desastre, rige desde hace décadas en España.

Si bien el sujeto de la educación es el ‘cachorro’ humano, nadie duda que los  protagonistas de la buena ‘manipulación’ que supone educar deberían ser los padres y por delegación, y en su vertiente más de conocimientos, los docentes.  El sistema educativo no llega a los padres, menos mal, pero si dependen de él los profesores y a estos se debe dirigir el máximo esfuerzo para hacerlos de primera. Por contra la formación médica en España es excelente, el MIR con lo que conlleva se ha consagrado como un muy buen sistema de formar a nuestros galenos. Desde hace algún tiempo expertos en el ámbito educativo se plantean copiar en lo posible el funcionamiento formacional de nuestros médicos para nuestros docentes, un MIR educativo;  pués que se pongan de acuerdo ya, es probablemente, lo más urgente.

Con profesores mal formados, desmotivados, mal pagados y con un prestigio social a ras de suelo, ¿alguien puede pretender mejorar la enseñanza?

@jmfrancas

Canal de YouTube del autor

Las desvergüenzas van en mochilas

Si te gusta El Diestro puedes…

Unirte a nuestro grupo de Facebook

Unirte a nuestra página de Facebook

Seguirnos en Twitter

Más del autor…

Pablo Iglesias y el último CIS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este formulario recoge su nombre, email y consentimiento, para que podamos tener una trazabilidad de los comentarios que los lectores hacen en el sitio web. Para más información consulte nuestra política de privacidad, donde encontrará más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.