¿Cuál es la palabra más políticamente incorrecta en la España del feminismo radical y la ideología de género? 

La respuesta la da un artículo en el digital satírico-humorístico “El Mundo Today”. Lo reproducimos a continuación, no sin advertir que bajo el humor hay una sana denuncia. 

Un niño dice su primera palabra y ofende a varios colectivos

Tras varias semanas profiriendo sílabas inconexas, el pequeño Miguel Fonseca, de 14 meses, ha pronunciado hoy su primera palabra, ofendiendo al instante a numerosos colectivos.

El bebé dijo “mamá” sin darse cuenta de que estaba invisibilizando a muchas minorías.

“Es muy triste que se use el altavoz de la primera palabra para perpetuar el sufrimiento de millones de personas que no pueden tener hijos y que además se haga desde la posición privilegiada de bebé blanco heterosexual”, han lamentado numerosos usuarios en las redes sociales.

Según fuentes cercanas, la madre está avergonzada por haber dado a luz a un hombre cis que se dedica a asumir el género de las personas sólo por su imagen.

“Me llamó mamá y se quedó tan ancho, yo podría ser su padre, yo podría tener pene, da bastante miedo ver cómo vienen las nuevas generaciones”, ha declarado a la prensa. El padre también se ha sentido ofendido por la primera palabra de su hijo: “Está claro que los hombres no pintamos nada en la maternidad”, se ha quejado.

Los defensores del colectivo LGTBI tampoco están nada contentos, pues consideran que para el bebé sólo existen las mujeres blancas cisgénero como su madre. “Ha definido a su madre como madre, como si no pudiera haber hombres madre o mujeres transgénero madre”, protestan.

“Lo peor de todo es que sigue repitiendo la palabra una y otra vez, ese bebé ya es reincidente”, alertan. Otras minorías critican que, pudiendo decir palabras como “igualdad” o “justicia”, se sigan utilizando palabras polémicas como “mamá” cada vez que se empieza a hablar.

Tras convertirse en “trending topic” en Twitter y aparecer en algunos artículos de prensa, el bebé se ha limitado a dormir y a cagarse encima como si nada hubiera pasado, algo que muchos consideran otra falta de respeto.

Cada vez más personas le exigen a la criatura que la próxima palabra que aprenda a decir sea “perdón”, aunque advierten de que las disculpas puede que lleguen demasiado tarde.

***
Más allá del humor: el esperpento

Hasta aquí el artículo humorístico. Lo que sigue ya no es humor.

Quien sea un niño quien habla con libertad, para escándalo de mayores, lleva a pensar en el cuento de “El Traje Nuevo del Emperador”: el Emperador iba desnudo, y solo un niño se atrevía a decirlo.

Por un lado, la palabra “mamá” es la nueva “palabra prohibida”. Cierto feminismo, cada vez más frecuente, presenta a las madres como “traidoras” y a la maternidad como colaboracionismo con el enemigo. En las asociaciones profamilia españolas muchos líderes señalan que en España, más que discriminación contra lo mujer, lo que hay es discriminación contra las madres (y una falta escandalosa de ayudas a la maternidad).

Por otra parte, las leyes españoles cada vez hacen más difícil criticar los dogmas de la ideología de género y LGTB, e incluso se tramitan leyes que quieren obligar a los medios de comunicación a profesarlos con entusiasmo. En las escuelas enseñan ya que no se debe presumir el “género” de un niño o niña hasta que él hable y lo decida (vea un caso aquí).

En Estados Unidos ya se multa con sanciones enormes a quien use el pronombre masculino con “transgéneros” que exijan ser tratado con el femenino (diga lo que diga su biología, genoma o cuerpo; véase aquí el caso de nueva York).

A continuación, publicamos un pantallazo de la ley presentada por Podemos y admitida a trámite en el Congreso, con algunos retoques, para imponer la ideología de género a todos los niveles, incluso en la programación infantil (texto completo aquí). ¿Se arriesga El Mundo Today a una multa por su publicación?

Fuente


También puede interesarle:

Los efectos devastadores de la ideología de género. Entrevista a Alicia Rubio, nueva colaboradora de El Diestro