- publicidad -

El comentario sobre el “campo de nabos feminista” fue criticado por transfobia, ya que no da visibilidad a las mujeres que tienen pene.

 

Que la Gala de los Goya es uno de los acontecimientos más polémicos del año en España, lo sabemos de sobra, por desgracia. Lo que debiera ser una ceremonia consagrada al arte, se convierte, año tras año, en la pasarela de los artistas más patéticos del país. Chiquilicuatres vestidos de gala, posando al estilo Hollywood del capitalismo más genuino que tanto rechazan. Vendidos, aunque lo nieguen, al marketing, la promoción, el postureo, y la mediatización más estúpida.

Fue una noche bochornosa, como tantas otras, desde que empezaron a desfilar hasta que abandonaron el lugar. Risa daba ver a esas actrices tan rojas ellas, tan dignas, tan feministas, hacer la competencia y ganar por goleada en carne vista, a las azafatas de eventos deportivos.

Uno de los momentos estrella de la noche, por lo friki, no por otra cosa, fue el protagonizado por Leticia Dolera, directora, guionista y actriz. Ocurrió cuando Joaquín Reyes, co-presentador de la gala, se acercó a preguntarle su opinión sobre la gala, a lo que ella respondió con ironía: “Está quedando una gala muy buena, un campo de nabos feminista”.



Rápidamente la frase fue celebrada en las redes sociales por quienes comparten el mismo nivel (o desnivel) intelectual y educativo de la actriz. Pero surgieron también las críticas, aquellas que le recordaron a Dolera que se olvidó de dar visibilidad a aquellas mujeres que sí tienen pene, pues también ellas sufren machismo.

El domingo, Dolera se disculpó por su comentario. “No pensé en que a su vez invisibilizaba a las mujeres que tienen pene. El lenguaje es poder y está bien pararse a pensar en por qué decimos lo que decimos”, publicó en Twitter.

 

 

 

La actriz ha sido una de las impulsoras de la iniciativa #Másmujeres en el cine español, que ha marcado los Premios Goya de 2018. No es mala iniciativa, aunque si se trata de luchar por las mujeres, resultan más acuciantes las campañas para hacer visibles a las mujeres que viven prisioneras, reducidas a la esclavitud, en demasiados lugares del mundo.


Polémicos Premios Goya: del #noalaguerra del 2003, a los desnudos del 2018

- publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here