ultraizquierda

Se lleva tiempo hablando y siempre en contra de la libertad  de expresión,  esta, cabalga siempre en el caballo del apocalipsis de Podemos, por lo que estamos viendo,  los nacionalistas de cualquier rango y por ciertos sectores de la izquierda que no saben a dónde ir o de cualquier manera  sus silencios denotan el poco surtido  que les queda; unos días cabalgan en caballos blancos y otros en el caballo del apocalipsis de Podemos. Estos acompañantes del comunismo más rancio buscan por todos los lados buscar alientos y fallos en otros partidos, buscando un solo pensamiento, buscando mentiras con  adoctrinamiento no compatible con las libertades que nos marcan la ley.

La ultraizquierda, esa lapa que se adosa en cualquiera  que se pasea por su lado con el agravante de que poco a poco ese revanchismo que suelen  tener siempre, como el hambre de los lobos de las estepas: mordiendo de derecha a izquierda. Estos partidos van minando todo el sentir patriótico que aún queda en esta España cobarde, traicionando todo el sentir de lo español,  bien con sus silencios o mirando de reojo todo cuanto se les pone a su lado, ignorando la que se nos avecina. La derecha, la del PP,  le ha venido ancha donde les cuesta atravesar e  imponer a sus votantes la comunión que antes tenían con sus depositarios de votos.

La derecha española está dormida, anclada desde tiempos inmemoriales,  está perdiendo su sitio en el panorama español y si a esto le añadimos que la moralidad, los sentimientos   y la conciencia  la está  perdiendo a pasos agigantados, nos veremos abocados por días de pena y enfrentamientos  que solo buscan los partidos nacionalistas que junto con esta ultraizquierda insensata, unidos a Podemos, al PSOE y por Ciudadanos cuando le apetece, llegará el día donde los caballos del apocalipsis trotaran a sus anchas como el caballo de Atila, en este caso machacando la poca moralidad y justicia  que nos queda.

Comandando y dejándonos en silencio en esa libertad de expresión que capitanea todas las leyes que tenemos. No hay nada más que mirar  la presuntuosa, alarmante y absurda idea  que Podemos aspirar a que los menores de edad puedan cambiar de sexo. Estos, las izquierdas disfrazadas, con esto manejaran a incomprendidos y solitarios  adolescentes a caer en la trampa. Estos siguen buscando votos sea como sea,  cada día las familias se están descomponiendo  a pasos agigantados, no solo en familias  fraccionadas y fracasadas, bien por su status   tirado por los suelos a causa de muchos palos—todo hay que señalarlo— que les ha dado la vida y la falta de moralidad que vemos día a día  entroncarse en muchas familias españolas. “El sentido moral es de gran importancia. Cuando desparece de una nación, toda la estructura social va hacía el derrumbe”. (Alexis Carrel, médico).

Si te gusta El Diestro puedes…

Unirte a nuestro grupo de Facebook

Unirte a nuestra página de Facebook

Seguirnos en Twitter

Más del autor…

Todavía nos queda mucho por sufrir