La habitación que ocupa un torero en un hotel antes de un festejo se vuelve especial. Hay momentos en los que hay mucha gente, pasan por allí miembros de la cuadrilla, el apoderado, compañeros que esa tarde no actúan y quieren saludar, amigos y aficionados que tienen la suerte de poder visitar al maestro. Un privilegio que he tenido el honor de disfrutar en más de una ocasión. Aunque por respeto a todo lo que allí se vive guardaré silencio sobre la identidad de los maestros con los que he tenido la ocasión de poder charlar en momentos tan especiales. Y Lógicamente también se viven momentos de soledad y recogimiento.

Y hoy quiero hablar de algo que hace especial a la habitación de un torero y que ayuda a ese recogimiento. Me refiero a los pequeños altares, altares móviles, que acompañan a los toreros (ya sean maestros, subalternos o novilleros). Altares que muchas veces se colocan “donde se puede” de la habitación, pero que siempre están ahí.

El toreo es uno de los artes más ligados a la religión. Santos y Vírgenes aportan protección a los creyentes y son muchos los que quieren tener a estas representaciones religiosas cerca. Así, es habitual que tengan presencia en los capotes de paseo y que las monteras, en su interior, lleven alguna estampa especial para el torero.

Si a un torero le regalas una estampa de un Cristo o de una Virgen te lo agredecerá y seguramente pase a formar parte de su altar itinerante, el que las tardes de corrida coloca en la habitación del hotel. Ante el que reza momentos antes de salir hacia la plaza, ante el que pide fuerza y suerte para triunfar en el ruedo. Y ante el que también pide volver al finalizar el festejo.

La gran mayoría de los toreros llevan su altar y, en muchas ocasiones, son ellos mismos los que lo colocan en su habitación. Altares hay de todos los tipos, algunos incluso con sus figuras preferidas. En muchas ocasiones los altares son regalos de la madre, de la esposa o de algún familiar cercano y acompañan al torero durante toda su carrera profesional.

Otra cosa especial de la profesión taurina.

Las capillas de las plazas de toros

“El Pozo” responde con dureza al nuevo intento de manipulación del programa Salvados de Jordi Évole

Si te gusta El Diestro y Olé puedes seguirnos en Twitter

Infórmate de las mejores noticias en El Diestro

Las más curiosas y aterradoras imágenes captadas por drones

https://www.eldiestroyole.es/2017/03/17/la-capa-o-pelaje-del-toro-de-lidia/