Dragon Ball FighterZ

La saga Dragon Ball (Bola de Dragón en España) no necesita ninguna presentación, es la serie de Akira Toriyama que revolucionó el sector del entretenimiento popularizando el anime (así llamadas las series de animación japonesa) a escala global. Así que pasaremos a hablar de Dragon Ball FighterZ.

Como el título del artículo dice, Dragon Ball ha vuelto a nuestras consolas y ordenadores dando un golpe en la mesa entre los juegos de peleas (no sin despertar polémica), y no se queda ahí, también aspira a entrar a la escena de los eSports (también conocidos como deportes electrónicos).

Dragon Ball FighterZ
Menú de selección de personajes

Si bien es cierto que no han parado de salir juegos de Dragon Ball en los últimos años, desde 2008 que salió Dragon Ball Z:Budokai Tenkaichi 3 los fans nos hemos quedado un poco fríos con cada uno de los siguientes lanzamientos. Pero este último título nos ha dejado a todos boquiabiertos por su espectacularidad, pudiendo jugar con un plantel de nada menos que 24 personajes que conocemos de la serie desde Dragon Ball hasta Dragon Ball Super pasando por la emblemática Dragon Ball Z, como pueden ser Goku, Vegeta, Célula o Bills, y también Androide nº21, personaje diseñado por el propio Toriyama en exclusiva para este videojuego.

Dragon Ball FighterZ
Androide número 21 ejecutando su súper ataque

El juego cuenta con varias modalidades, entre los que se encuentra el Arcade, en el que participaremos en un circuito de 3, 5, o 7 combates contra la CPU en los que la dificultad irá aumentando por cada combate que ganemos. También está el modo Historia (del que obtendremos a Androide nº21 si la completamos), que me ha sorprendido gratamente ya que presenta una premisa bastante interesante; clones de los guerreros Z y de sus principales enemigos están apareciendo por el mundo sembrando el caos, mientras que nuestros protagonistas ven su poder reducido a causa de unos extraños rayos que están siendo emitidos por todo el mundo. Por último tenemos las distintas variantes de combates multijugador, ya sea jugando online o local, tendremos la oportunidad de medir nuestra habilidad contra jugadores de todo el mundo.

Dragon Ball FighterZ
Mi personaje en una de las salas donde interactuar con otros jugadores y acceder a los distintos modos de juego

Como he comentado, Dragon Ball FighterZ viene de la mano de algunas polémicas. La primera de todas es la inclusión de personajes extra que aparentemente solo podremos obtener si se pagan aparte, algo que no ha sentado nada bien a la comunidad ya que pone en peligro el balanceo del juego.

Otra de las polémicas tiene que ver más con la jugabilidad y son los llamados “autocombos”. Es un ajuste que no puede ser desactivado y hace que con pulsar repetidamente un solo botón realicemos un combo, reduciendo enormemente la dificultad del juego. Aún así, a mi parecer esto no es algo malo, sino bueno que facilita la accesibilidad al juego a la gente a la que no se nos dan bien los juegos de lucha.

Desde el momento en que fue anunciado en el E3 pasado, este juego nos enamoró a todos, el estilo gráfico del juego hace que parezca que todos los personajes están sacados directamente del anime, al igual que la gran cantidad de referencias que hay dentro del juego a esa serie que marcó la infancia de muchos de nosotros y que nos permiten revivir épicos momentos como cuando Goku usa la genkidama para acabar finalmente con Pequeño Bu y salvar la Tierra.

Para cerrar, comentar que el juego cuesta 60€ y está disponible desde el 26 de Enero en PC, PS4 y Xbox One.

Ahora os dejo con un par de partidas en las que practico a Pequeño Bu, Goku y Gotenks.

Luis Rufián Cruz @lrufian98

Bridge Constructor Portal: un spin-off a la altura

Si te gusta El Diestro puedes…

Unirte a nuestro grupo de Facebook

Unirte a nuestra página de Facebook

Seguirnos en Twitter