Juez condena a morir a Alfie Evans
Alfie Evans y su padre

Otro Charlie Gard

Los padres de Alfie Evans no quieren rendirse y tienen intención de transportar a su hijo a Italia para recibir un diagnóstico o a Alemania. Como en el caso de Charlie Gard, el juez alaba la actitud de la familia y habla de tristeza, pero permite al hospital que le quite el soporte vital.

La batalla en la que se encuentra el pequeño Alfie Evans y su familia parece que están en los últimos compases, aunque los padres no quieren dejar de intentar lo que sea para mantener con vida a su hijo de dos años.

El pasado martes 20 de febrero, el juez que está llevando el caso dio permiso al Hospital Infantil Alder Hey para desconectar al pequeño Alfie del soporte vital. Según el juez, el daño cerebral es “fatal”, pese a que no se le ha diagnosticado ninguna enfermedad en todo el tiempo que lleva ingresado en el centro hospitalario.

Durante el juicio que se alargó varias semanas, el hospital alegó que el tratamiento que estaba recibiendo el bebé de 21 meses era “cruel, injusto e inhumano“. Ya anteriormente habían afirmado a los padres que su vida no tenía “ningún sentido“.

En el texto de la resolución el juez ha puesto en duda que el desplazamiento de Alfie a otro país puede resultar en su beneficio, pese a no negar que sea una opción teórica. Pese a esta posibilidad, el juez ha incidido en el texto en que “Alfie no puede seguir viviendo por sí mismo y que ha sido el ventilador el que le ha mantenido en vida durante estos meses”, por lo que lo que Alfie necesita ahora “son cuidados paliativos de calidad“.

“Alfie necesita paz, tranquilidad y privacidad para que acabe su vida como la ha vivido, con dignidad”, ha afirmado el juez de la Corte de Justicia de Familia.

Y como está claro, para el juez eso significa “hacerle la vida más confortable posible en la última etapa de su vida. Él necesita paz, tranquilidad y privacidad para que acabe su vida como la ha vivido, con dignidad”.

“El plan de llevarle a Italia tiene que evaluarse teniendo en cuenta este análisis de sus necesidades”, ha afirmado el juez de la Corte.

Y curiosamente, la razón esgrimida para no recomendar el desplazamiento es que Alfie pudiera empeorar, coger una infección y fallecer, que es el mismo destino al que está destinando al pequeño y a sus padres, pero sin la posibilidad de seguir luchando.

Los padres del pequeño Alfie no han revelado cuáles son sus intenciones, pese a que el padre del bebé ha afirmado que “nadie le va a quitar a su hijo de su lado”. “Esto no se ha acabado, es sólo el principio. No voy a dejar de luchar, mi hijo no va a dejar de luchar”, ha insistido Thomas Evans. “Mi hijo tiene dos años y ha sido sentenciado a muerte“, ha concluido su padre. “¿Cómo es posible?”.



Fuente

Únete a nuestro grupo de Facebook

Únete a nuestra página de Facebook

Síguenos en Twitter

También le puede interesar

Las mujeres que trabajan en Podemos cobran menos que los hombres, consejos vendo…

Ofertas De Empleo En CLECE Para Toda España

Las veces en las que “Los Simpson” han predicho el futuro de una forma increíble

Plazos de renovación y nuevos abonos de temporada en la Maestranza