tabarnia

Me paro a mirar imágenes de habitantes, de animales de mi especie que reciben sol o luz o aire de la misma fuente. Nada existe si ninguno de ellos existe, probablemente no lleguemos a entenderlo y si lo hiciésemos no lo podríamos explicar. La mente te envuelve en su espesa niebla ocultando lo que tenías que hacer, hacia las cosas que no puedes comprender  y que sabes que existen como la ausencia de luz en el ocaso.

Puedo ver el mundo en imágenes que me son comunes, que se parecen mucho a las de ese mundo ideal de C. S. Lewis donde no tenían cabida los humanos.

Mundó vuelve a su abogacía (mundo real), ha visto lo que se viene con un Puigdemont fantasmagórico y totalmente fuera de órbita y ha dicho, ahí os quedáis. Además ha podido comprobar en primera persona muchas cosas que eran como “contaron”,  la mente lo envolvió también en un universo de banderitas, bastones y mucha valentía anónima grupal, sobre todo detrás de un teclado, pero al que le toca apechugar y responder a la realidad, no paralela, le ve las orejas al lobo y huye.

El golpismo se resquebraja y sus heroicos dirigentes corruptos salen huyendo. Pero el golpe continúa con Puigdemont en su residencia de Bruselas, desde donde no se puede calificar a nadie de Quijote, si no de pirata.

Se veía venir, para quienes han vivido acorde a su estatus burgués y en un país democrático con libertades es muy duro permanecer huido o encarcelado. Es muy duro perder el patrimonio y ser visto desnudo entre la multitud. Vender el cuento a los más visionarios y partidarios de la utopía es una cosa y otra es ser mártir de un sueño imposible. Lo peor de todo es el daño hecho a sus propios congéneres, dividir no hace más fuerte a Cataluña. Y fallido el empeño de quienes quisieron romper lo que funcionaba, reconstruir sobre Tabarnia será trending topic pero Cataluña no ha llegado a ser independiente y Tabarnia ya quiere separarse, no lo digo yo, lo ha dicho la prensa Belga y Holandesa.

Tabarnia

Si te gusta El Diestro únete a nuestro grupo de Facebook

Otro artículo del autor…

Cabalgatas de Reyes