Solo falta una buena aguja para dos madejas

SÍGUENOS EN TELEGRAM Cierto día mi madre me envió siendo yo muy niño a comprar una aguja de coser, en mi casa había dos modistas, una de prendas de todo tipo de  señora y la otra de trajes de sastrería. Cuando  torné  de vuelta con la aguja y echándole mi madre un vistazo me dijo: … Sigue leyendo Solo falta una buena aguja para dos madejas