Santiago Carrillo, memoria histórica
Santiago Carrillo (Wikipedia)

El comunismo se vende bien

Parece mentira que después de tantos años pueda seguir existiendo la ideología comunista en el mundo. Y lo que parece más mentira todavía, es que siga vendiéndose como una supuesta ideología válida después de toda la miseria, represión y muerte que ha traído a lo largo de su historia. Un ejemplo claro es el de personajes como Santiago Carrillo, el genocida al que la memoria histórica le pone calles en lugar de quitárselas.

Paracuellos del Jarama

Entre los días 7 de noviembre y 4 de diciembre de 1936, algo más de 2.000 personas fueron ejecutadas solo por ser opositores al bando republicano. Estas matanzas se produjeron en dos lugares cercanos a Madrid, Paracuellos del Jarama y Torrejón de Ardoz.

Las ejecuciones se realizaron aprovechando los traslados de presos de diversas cárceles madrileñas, conocidos popularmente como sacas. Los convoyes fueron desviados a las dos localidades citadas anteriormente, donde esos miles de prisioneros eran asesinados.



Santiago Carrillo era el responsable de Orden Público, por aquel entonces, y nombró como director de Seguridad a Segundo Serrano Poncela, quien organizaba a diario aquellas “sacas”. Resulta del todo inconcebible que Santiago Carrillo no tuviera noticia de todo lo que se hacía con esos prisioneros. Es más, él era el directo responsable de todo aquello.

Exculpar a Carrillo de aquello, es como si ahora exculpáramos al mismísimo Hitler de todas las atrocidades cometidas bajo su mandato, aunque él no fuera quien apretaba directamente el gatillo.

El historiador Paul Preston sobre Carrillo

En una entrevista concedida en 2011 a Europa Press con motivo de la presentación de su libro: ‘El Holocausto español. Odio y exterminio en la Guerra Civil y después’, el historiador Paul Preston afirmaba sobre Santiago Carrillo lo siguiente:

“Las mentiras de Carrillo sobre Paracuellos son infantiles”.

“tras leer todas las entrevistas que ha concedido Santiago Carrillo, ha cometido ‘deslices’ donde cuenta ‘toda la verdad”.

“las ejecuciones de Paracuellos constituyen la mayor atrocidad cometida en territorio republicano durante la Guerra Civil española”.

Josele Sánchez sobre Carrillo

El periodista Josele Sánchez publicó un libro en 2014 titulado: “Con la piel de cordero”. En él hablaba de Santiago Carrillo, de quien decía haber estado estudiando su vida durante dos años. Este es uno de los libros bajo mi punto de vista, más duros con Carrillo, pero también más cercanos a lo que representó y a lo que fue de verdad.

En su entrevista en ABC, Sánchez, llegó a afirmar lo siguiente:

Tenía una primera mujer que se llamaba Asunción, Chon, asturiana, que le acompañó en su huída de España. Primero a Francia y luego la dejó en Uruguay y a sus camaradas, encargados de que no la dejaran regresar a Europa. Pero vuelve y se la encuentra en Francia. Tienen una fuerte discusión en la casa de Dolores Ibarruri. La asesina, la estrangula y la entierra en el chalet de la Pasionaria. La historia estaba en “Así destruyó Carrillo el PCE”. El libro de Líster se publicó quitando esa parte.

Sánchez acusa en ese libro a Carrillo de ser quien organizó la operación, ordenada por Stalin, para acabar con la vida de Leon Trotski.

En otra parte de la entrevista, Josele Sánchez, llegó a afirmar:

hay un pacto previo a la Transición para proteger a Santiago Carrillo y blanquearle el pasado. «El único exiliado que no pudo volver a España fue Segundo Serrano Poncela, número dos de Carrillo en Paracuellos. Eso no fue casual.

Con personajes como Carrillo no existe la Ley de la Memoria Histórica

Para Santiago Carrillo no existe castigo dentro de la injusta Ley de Memoria Histórica. Y es que esa ley, que solo sirve para reabrir heridas, sirve también para blanquear a una parte de los contendientes de la guerra civil, la del lado republicano. Una ley injusta y sectaria nunca debería aprobarse.

Una ley que no es más que una persecución a la historia por parte del bando perdedor de aquella guerra. Creada con ánimos de venganza por el presidente más impresentable que hemos tenido en la historia de España, José Luis Rodríguez Zapatero. Es una venganza servida en plato bien frío, porque se hizo casi 80 años después de finalizar aquella guerra y casi 40 después de la muerte de Franco.


Únete a nuestro grupo de Facebook

Únete a nuestra página de Facebook

Síguenos en Twitter

También le puede interesar

Amazon Flex Busca Autónomos Repartidores Por 14€ La Hora

El PSOE Gran Hermano nos quiere vigilar y ha empezado por Callosa de Segura

Comunicado de la Parroquia de San Martín Obispo de Callosa de Segura