crema de calabacín

Nuestros amigos de “Un sueño Dulce” nos traen esta deliciosa y nutritiva receta para elaborar una crema de calabacín perfecta.

El calabacín es ideal en dietas por su bajo aporte calórico y alto contenido en fibra y agua. Pero además es rica en sales minerales como el potasio, fósforo , magnesio y calcio; y en vitaminas A, C, E y B9. Todo esto hace que sea beneficiosa para el sistema inmunológico, posea propiedades diuréticas y detox, protege la piel y actúa contra la anemia y problemas gastrointestinales.

Si a todo esto le añadimos lo versátil que es a la hora de elaborarlo… ¿qué más se puede pedir?

Ingredientes

1 cebolla mediana
500 grs de calabacín sin pelar
1 patata mediana
500 ml de agua
2 quesitos
Aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta

Elaboración (con Thermomix)

Picar la cebolla en el vaso.

Añadir el aceite y la sal y sofreír.

Agregar el agua, la pimienta recién molida, la patata pelada y cortada en trozos y el calabacín cortado pero con piel. Cocinar 20 minutos a 100 grados y velocidad 5.

Incorporar los quesitos y cocinar 5 minutos a 90 grados y velocidad 5.

Comprobar el punto de sal y pimienta, así como la textura. Si la queréis más cremosa, volver a programar 5 minutos más con la misma temperatura y velocidad, si por el contrario preferís que esté más líquida, incorporad agua.

Elaboración sin Thermomix

Sofreír la cebolla con aceite y un poco de sal.

Añadir la patata pelada y lavada cortada en trozos, el calabacín sin pelar y cortados en trozos, la pimienta y el agua. Dejar cocer 20 minutos.

Una vez terminado de cocer, tritutar.

Añadir los quesitos y dejar cocer removiendo sin llegar a hervir hasta que consigamos la textura deseada.

Rectificar la pimienta y la sal.

Podéis acompañarla con unos ricos picatostes o lo que más os guste. Me encanta con chile el polvo o pimentón. ¡Le va genial!

Una receta del blog Un Sueño Dulce.

FoldiMate plancha y dobla tu ropa (Vídeo)

Si te gusta El Diestro, puedes leernos en Facebook

También te puede interesar…

El chef Sergi Arola en la ruina más absoluta