Analicemos las siguientes situaciones:

  • Un ciudadano es contrario a la acción de la justicia y manifiesta una actuación violenta, o de “resistencia pasiva” a cumplir la ley y a obedecer a la policía enviada por el juez. Si ese ciudadano resulta herido como consecuencia de su oposición a la legalidad, ¿la culpa es de la autoridad que intenta hacer cumplir la ley o del ciudadano que se enfrenta a ella?
  • De igual modo, qué ocurriría en el caso de un presunto delincuente a punto de cometer un delito. Llega la policía para evitarlo y el delincuente persiste y se enfrenta o resiste a la acción policial. Si el delincuente resulta herido, ¿de quién es la culpa, del policía que cumplía con su deber o del presunto delincuente que persistía en su empeño de delinquir?

Pues esto, no otra cosa, es lo que se investiga ahora mismo en relación a la supuesta “brutalidad policial” y “cargas violentas” achacadas a las fuerzas del orden en Cataluña, durante la celebración del referéndum ilegal de 1 de octubre pasado.



Identificación de los agentes

La Policía ha entregado al juez que instruye la causa, los datos identificativos de todos los policías que intervinieron aquel día, incluidos los de los 1.158 agentes antidisturbios. Por su parte, los Mossos han entregado al juez las imágenes que tomaron aquel día y serán cotejadas con las que aportan los ciudadanos que en sus querellas por presuntos delitos de de lesiones contra miembros de la Policía Nacional.

Según publica eldiario.es, una de las acusaciones que ha seguido este camino es la organización antirrepresiva Alerta Solidària. El letrado Xavier Monge indica a ese diario que ha logrado identificar al subinspector de la Policía Nacional que habría causado las heridas en los dedos de la mano a la joven que denunció tocamientos de la policía el 1-O en el instituto Pau Claris de Barcelona. En los próximos días pedirá que el subinspector sea citado como imputado.

Son 230 las denuncias presentadas, investigadas por el juez Francisco Miralles, titular del juzgado de instrucción número 7 de Barcelona.

40 agentes de policía, heridos

Por su parte, la Policía Nacional ha entregado al juez los partes de lesiones de hasta 40 agentes que resultaron heridos aquel día. Los agentes presentan partes por dolencias como contusiones, hematomas, distensiones del hombro, fracturas de dedos, esguinces, arañazos en el tabique nasal y heridas en el antebrazo.

¿Brutalidad policial o “brutalidad ciudadana”?

Al juez corresponderá depurar responsabilidades, pero desde el primer minuto en este medio lo hemos tenido muy claro. Vistas las imágenes de aquel día, en el que todos asistimos en directo a un acto vergonzoso de rebelión e insumisión de parte de la ciudadanía catalana, no tenemos dudas respecto a quién fue aquel día culpable de la situación.

Orgullosos de nuestra Policía

Desde este medio esperamos también que el juez investigue con el mismo esmero:

  • Las lesiones que presentaron los agentes que resultaron heridos y se identifique a los ciudadanos que les agredieron.
  • Que se identifique a todos los ciudadanos que aquel día se resistieron y desobedecieron a las autoridades y participaron en un referéndum ilegal.
  • También deseamos que se investigue a fondo la pasividad de los Mossos, que “presuntamente” no actuaron de la forma que tenían ordenada por los jueces e incluso llegaron a enfrentarse a miembros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional.

La Fiscalía investiga a la “herida” del 1-O a la que “rompieron” los dedos y “tocaron los pechos”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here