Felipe VI
Imagen: commons.wikimedia.org

Hoy cumple 50 años Felipe VI y no se me ocurre más que felicitarle.

Cincuenta tacos no es cualquier cosa y con lo que ha vivido hay que reconocer que preparación externa tiene de sobras. Digo externa, a falta de otro calificativo, porque la importante, la interna, no la conozco. Si el obrar sigue al ser, lo importantes es lo que tenga en su cabeza y en su corazón y eso no lo conozco. Realmente yo a un Rey de España le pido poco y si su padre fue, a grandes rasgos un buen Rey, y fue lo que fue y vivió como vivió, ya se ve que tampoco hace falta hacer maravillas para realizar esta función correctamente.

Tengo claro que la monarquía da estabilidad sobre todo en el sistema político menos malo que conocemos que es la democracia que adolece, al menos últimamente, de figuras que merezcan algo la pena. Pensar en la posibilidad de otra institución ocupada por personajes que obedecen primero a si mismos y luego a un carnet, me produce disipela. Es por esto que a un Rey no le pido grandes virtudes,  más bien le pido pocos defectos: que no escandalice con su vida, que cumpla con lo que nuestra Constitución le otorga y que sepa estar a la altura de un buen español en sus relaciones humanas.

No entiendo nada. Viendo el nivel de nuestros políticos y la actuación de nuestro Rey, ¿qué lleva a algunos a pedir una República? ¿Alguien me lo explica?

@jmfrancas

Con las subidas de impuestos de Podemos trabajaríamos solo para mantener al estado

Si te gusta El Diestro puedes…

Unirte a nuestro grupo de Facebook

Unirte a nuestra página de Facebook

Seguirnos en Twitter

Canal de YouTube del autor

Más del autor…

Autónomos