navidad

Harto estoy ya

Y conmigo mucha más gente, según sus propias manifestaciones, sobre los rodeos que dan ciertos medios de comunicación social, incluida TVE, y bastantes representantes de las fuerzas políticas -y sindicatos- para no llamar a las cosas por su verdadero nombre, como si les diera vergüenza o temieran que les aplicaran la calificación de antiguos. ¿Qué a qué cuestiones me estoy refiriendo?


Pues a hablar de Navidad, del nacimiento de Jesús Redentor, del significado de los Reyes Magos, de la Virgen María, en definitiva, de las verdades del cristianismo y lo que significa. Y lo peor de todo es que entre los que se avergüenzan hay católicos confesos que han sucumbido ante las presiones de la propaganda atea que cada día nos invade más. Es una pena que la frase “Feliz Navidad” o “Felices Pascuas” se haya sustituido por la generalista y descafeinada “Felices Fiestas” que lo mismo sirve para un roto que para un descosido.

Está claro lo que pretenden los ateos: que nos vayamos descristianizando para implantar una nueva religión (su religión) sin ningún dios. ¿Cómo sino se puede entender que en la cabalgata de los Reyes Magos se puedan sustituir la representación de los auténticos reyes, con su significado, por unas supuestas reinas magas? Algunas creen que así se potencia su papel, cuando el verdadero, diferenciado y exclusivo papel de las mujeres, es muy superior a todas estas paparruchas identitarias. Miremos las cosas desde la realidad y no queramos enmendar la plana al Creador. Yo, desde mi atalaya, a todos, os deseo Feliz Navidad y Felices Reyes.

No te pierdas esta anécdota de Rafael de Paula

Si te gusta El Diestro dale a me gusta en nuestra página de Facebook

Otro artículo del autor…

Canal Sur, tal que TV3

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL