Gabriel Rufián, acoso a Pastrana
Tuit de Pastrana

Al separatista de Gabriel Rufián le fastidia que le canten las “verdades del barquero”

No hay nada que le pueda sentar peor a un cerebro limitado, como el de Gabriel Rufián, que la crítica con ironía y sin insultos ni amenazas. Rebatir ese tipo de mensajes es algo que está absolutamente por encima de sus escasas posibilidades intelectuales. Eso se lo hace mucha gente por Twitter, eso es lo que le ha hecho siempre gente como Pastrana (@JosPastr). La única solución que se le ha ocurrido a Rufián para intentar acabar con ello es la habitual en la izquierda, la del acoso, la de provocar que sus alienados seguidores vayan todos a una contra él.

Cuando el odio de Rufián ya no tiene límites, cuando ya no lo puede controlar y se desquicia por completo, llegan las “veladas” amenazas.




A partir de este tuit de Rufián, y conociendo las formas de la izquierda, muchos ya nos imaginábamos que iba a pasar lo que pasó. No de una forma tan exagerada como ha sucedido, pero sabíamos que iba a comenzar una cacería contra Pastrana.

Tiran la piedra escondiendo la mano

Pero hasta para un personaje sin conocimiento, como Rufián, resultaba demasiado descarado ser él el que descubriera la identidad de Pastrana. Necesitaba de una “cuenta amiga”, necesitaba de un “anónimo” al servicio de la causa, para comenzar el acoso. Para eso están los personajes como @Esparroqui, que se convirtió en su brazo ejecutor.

Y comenzó la cacería, Rufián ya tenía la excusa perfecta, alguien que, en teoría, había hecho, casualmente, el trabajo por él. Lo demás ya era coser y cantar. Las numerosas cuentas “al servicio de la causa” iban a ayudarle en la cacería. Alguna vez habían sufrido la ironía de uno de los twits de Pastrana y a partir de ahí todo sería “coser y cantar”.

Dense cuenta, este tuit de Rufián aparece a las 09:25 y a las 12:22 aparecía el de @Esparroqui. La batida se ponía en marcha.

Gabriel Rufián, de profesión diputado en el Parlamento Español

¿A alguien le parece normal que un diputado, con un jugoso sueldo público, comience una cacería, un acoso, contra un ciudadano, del que cobra todos los meses? ¿Qué habría dicho Rufián si esto mismo lo hubiera hecho algún diputado de otro partido contra uno de los “de su cuerda”?

Sería de agradecer que Rufián, que cobra un sueldo público por ejercer un trabajo, ejerciera ese trabajo. Aunque fuera para defender sus estúpidas y ridículas ideas. Ya va siendo hora de que se empiece a ganar su sueldo de verdad y deje de acosar a personas por redes sociales.


Únete a nuestro grupo de Facebook

Únete a nuestra página de Facebook

Síguenos en Twitter

También le puede interesar

Consejos Al Firmar Un Contrato De Trabajo (Vídeo)

Federico Jiménez Losantos, nueva bofetada a Podemos: “es el partido de Venezuela”

Boicot a Julia Otero y Ana Pastor por participar en el acoso selectivo a Pastrana (@JosPastr)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este formulario recoge su nombre, email y consentimiento, para que podamos tener una trazabilidad de los comentarios que los lectores hacen en el sitio web. Para más información consulte nuestra política de privacidad, donde encontrará más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.