Carlota Corredera
Carlota Corredera (Twitter)

Hoy Carlota Corredera ha interrumpido el programa “Sálvame” para darnos lo que ella ha llamado “una opinión personal”.

Durante su programa de “Sálvame”, Carlota Corredera, ha interrumpido el programa de repente para darnos lo que ella ha llamado “opinión personal”. Esa opinión personal era para referirse a la polémica creada con la Cabalgata de Reyes de Vallecas y la Drag Queen. Nos ha pedido a todos “to-le-ran-cia” y nos ha recriminado: “¿Qué más da que sean gays, altos, bajos, rubios, drags…? No politicemos estas cosas de los niños”.

Carlota Corredera se cree desde hace un tiempo que ha sido la única mujer obesa de España que ha adelgazado. En su “yoismo”, porque ella se encanta, lleva años dando lecciones a todas las personas gordas y diciéndoles lo triste que debe ser su vida. Como lo fue la suya cuando era gorda. Les vino a dar lecciones a todos para que la imitaran porque así serían igual de felices que ella. Todo ello aderezado con unas lágrimas y golpes de pecho. Solo le faltaba decir: ¡seguidme!


Como está encumbrada y necesita impartir sus lecciones de vida, para enseñarnos a todos, ahora nos pide “to-le-ran-cia”.

Pero claro, Carlota nos pide “to-le-ran-cia”, tratando este asunto como algo “político”. Querida y sabia “maestra”, poco tiene que ver meter a una Drag Queen en una cabalgata con algo político. Solo para quien lo quiere así, para Manuela Carmena, ella es la que busca un fin político: el de destruir todo.

Nosotros, los que no queremos ver a las/los drags/drogs en la cabalgata, el tema político en este caso nos da igual. No queremos que se mezcle a nuestros niños con esos asuntos. No queremos que una tradición cristiana, infantil y española, sea manipulada para Dios sabe qué fines. Eso, lo que nosotros queremos, diosa del saber, no tiene nada que ver con la política.

Politizar es, reina, utilizar a unos niños llevando unas banderas independentistas a una cabalgata. Pero claro Carlota, de eso no dices nada porque no vende igual. Pues eso, eso sí es politizar.



Quizás debieras hablar más de Paquirrín, de Jesulín o de Pantoja, en lugar de meterte en camisas de once varas. Por que tú, no eres ni la única esposa del mundo, ni la única madre sobre la faz de la tierra, ni la única persona que ha adelgazado. Tú, eminencia, eres la presentadora del “Sálvame”. Programa al que le quedan como unos “dos telediarios”.

Corredera, a tus zapatos.

También le puede interesar

Trabaja En LIDL: Más De 60 Ofertas De Empleo En Toda España

CORREOS CONVOCA 2.345 PLAZAS EN TODA ESPAÑA

Discriminación del colectivo LGTBI a Gabbana por no etiquetarse gay

De la cabalgata Drag de Vallecas, a los Reyes Magos indepes