Artur Mas junto a su esposa

Vaya, al parecer al independentismo le cuesta menos ponerse un lazo amarillo que poner dinero, es lógico y nos alegramos. Definitivamente, y según publica el diario “El Mundo”, el Tribunal de Cuentas ha ordenado el embargo del domicilio de Artur Mas en el calle Tuset de Barcelona, de la mitad de un inmueble de Homs en Taradell (Barcelona) y de las fincas de Joana Ortega en Barcelona y de Rigau en Ribes de Fresser (Gerona).

Es una pena, nos entristece mucho esta noticia y nos hace sufrir por los afectados y sus familias, sobre todo por lo mal que lo estarán pasado. Mira que se está comportando mal el Tribunal de Cuentas con ellos. Total, solo han cogido un dinero público, que no es suyo, y lo han usado para financiar algo ilegal como fue el referéndum de 2014. Mira que son injustos y exagerados los jueces con ellos.



La cantidad que han tenido que avalar los cuatro ha sido de 2,33 millones de euros. Aún así he de decir que han conseguido sacarle bastante pasta a la gente, gente que después se reirá cuando a otros le peguen el timo de la estampita. Timo que, siendo un timo, es infinitamente menos timo que el que le han pegado a los que hayan puesto un duro para salvar a estos cuatro.

También le puede interesar:

Artur Mas, que gana 7000 euros mensuales, apela a la generosidad de la gente para que le paguen los 3 millones que le faltan para su fianza

Amazon España contratará a casi 3.000 personas en Navidad