Buenaventura Durruti

El otro día leí en un perfil de Twitter una curiosa biografía de un usuario sobre él mismo, voy a mantenerlo en el anonimato para evitar risas y cachondeo generalizado. Decía así: “Fulano, soy anarquista, antisistema, anticapitalista, republicano, animalista y feminista”. Yo me quedé sorprendido al leerlo porque pocas veces se pueden ver tantas contradicciones en una sola frase.

Vayamos por partes, como dijo Jack. Hay cosas tan obvias en la vida que por eso, por obvias, no necesitan decirse. No conozco a nadie que no le gusten los animales, a nadie. Que alguien diga que es animalista para mi es tan absurdo, que me lleva a pensar totalmente lo contrario de él o que, simplemente, es un mediocre que necesita subirse al carro de algo que está de moda. Sucede lo mismo con el feminismo porque, ¿qué es el feminismo? ¿El respeto por la mujer como persona? ¿Quién puede ser lo contrario? ¿O es que decir eso está tan de moda en este sistema, que este “antisistema” necesita decirlo para estar “en la onda”?



Anarquista y republicano. ¿Cómo alguien puede ser anarquista y ser a su vez republicano? El anarquista ni es republicano, ni monárquico, ni comunista, ni conservador, ni liberal, no es nada de eso, porque eso es el anarquismo, el anti-gobierno y anti-estado, sea del tipo que sea ese estado.

Y ya el colmo de los colmos es ser anarquista, anticapitalista y decirlo por una cuenta de Twitter, que no es otra cosa que sistema y capitalismo en estado puro. No me imagino a Durruti abriendo una cuenta de Twitter y cantándole al mundo a través de ella las bondades del anarquismo que él defendía.

No sé quién será ese individuo, pero me da igual, hay muchas cuentas similares en Twitter, que denotan su ignorancia con ese simple vistazo. Todas esos calificativos de lo que él mismo dice ser, no son más que una forma, como otra cualquiera, de darse autobombo. Otra forma más de estar de moda, de pertenecer al sistema que dice no querer pertenecer y de demostrar su ignorancia, no sabiendo lo que significa nada de lo que dice ser. En realidad no debería decir eso, en realidad debería decir: Soy Fulano y no soy nadie sin el aplauso fácil de los demás.



Queda muy bonito decir algo que la mayoría va a aplaudir, porque todo consiste en eso, en agradar a las mayorías. Ese tipo de frases son de las que agrada leer a una mayoría y ese tipo de frases son de las que le van a dar seguidores y quizás un minuto de gloria, que es lo que en realidad buscan estos ignorantes. De lo obvio no se presume, ni siquiera se cita y si de verdad fuera todo eso que dice ser, no nos enteraríamos nadie más que su familia y amigos. Una persona que fuera de verdad así no entraría en las redes sociales ni para leer el tiempo.

También le puede interesar

Progres

¿Buscas empleo?