Apretón de manos (Pixabay)

Hoy se reúnen en Moncloa el gobierno con lo que se ha venido en llamar agentes sociales -patronal y sindicatos- para establecer un incremento en el salario mínimo interprofesional y elevarlo hasta los 736 euros mensuales. Esta noticia que, a una inmensa mayoría de personas le podría parecer una buena noticia, a mi me parece una noticia nefasta. Es una de esas noticias que se produce para que las tres patas que que van a firmar el acuerdo hoy queden bien a costa de otros, porque lo hacen disparando con “pólvora ajena”, como casi siempre.

A este salario mínimo hay que sumarle los impuestos que tienen que pagar las empresas que contratan en este país que, recordemos, son en su mayor parte autónomos, pequeñas y medianas empresas. Es decir, con acuerdos como estos tanto el gobierno, como la patronal y los sindicatos están decidiendo lo que los demás tienen que gastarse sí o sí para contratar. El problema es que cuando alguien obliga a otro a gastarse un dinero determinado, a ese otro solo le queda la posibilidad de decidir si puede hacerlo.

Si hubiera más libertad en aspectos como este, serían las propias empresas las que acordarían con los trabajadores a contratar el sueldo a percibir. Y eso, que a muchos les parecerá algo malo, no lo es. En un país con un paro desbocado como el que tenemos, con pocos nacimientos y muchas pensiones que pagar, el intervencionismo económico no es bueno, solo provoca que se genere menos empleo. La empresa en España, que recordemos, en su mayor parte esta formada por PYMES y autónomos, está totalmente intervenida por el estado que la asfixia a impuestos y obligaciones. Todo esto provoca que limiten su crecimiento y sus contrataciones, para subsistir y no verse abocados a cerrar.



Quien crea que esto es una invención y que lo que quieren los empresarios es pagar lo menos posible lo tiene muy fácil: que monten ellos una empresa para verlo. Justo en ese momento se darán cuenta de lo difícil que es emprender con un estado intervencionista como este. Disponer del dinero de otros, que es lo que van a hacer hoy tanto gobierno, como patronal y sindicatos, vende muy bien en un país como este, pero es muy negativo y peligroso. Al final van a conseguir que en España solo queden grandes empresas y multinacionales porque el resto no va a poder asumir tanto riesgo y gasto. ¿Te parece una bobada? Vale, monta una empresa y verás…

También le puede interesar:

Ofertas De Empleo De Vodafone Para Toda España

El Salario Mínimo Interprofesional subirá un 4% en 2018