carceleros
Gabriel Rufián. Fotografía: flickr.com

@Catalega.- Es Rufián, el político que si no existirea habría que inventarlo. Pues nos da días de gloria. Como el momentazo que nos dio ayer a cuenta de los presuntos delincuentes presos y Galileo Galilei. Y es que Gabriel Rufián domostraba ayer, una vez más, que es un inconsciente muy atrevido, lo que le lleva a meter la pata cada dos por tres.

Y ayer, el diputado de ERC, volvía a demostrar su incultura en declaraciones al periódico El País, pues decía que “el juicio a los consellers nos recuerda a los juicios de Galileo Galilei en el que se le pedía que declarara que la tierra era plana” (sic). Algo que ha llevado al cachondeo generalizado, pues precisamente Galileo Galilei no defendía eso de que la tierra es plana, una teoría que mucho antes de que este astrónomo italiano viniera al mundo ya había quedado aparcada.





Lo que no sabe Gabriel Rufián es que Galileo Galilei lo que defendió fue la conocida como la Teoría del heliocentrismo. Aunque claro, con lo extremista y radical que es este charnego sin dignidad es lógico que eso de una teoría que engloba la palabra centrismo le venga grande y no haya acabado de comprenderla.

La Teoría heliocéntrica es un modelo astronómico que viene a demostrar que la tierra y el resto de planetas se mueven alrededor del sol. Siendo el sol, por lo tanto, el que ocupa el centro del sistema. Una teoría que nace en el siglo III a. C., pero que Galileo Galilei ratifica gracias a las observaciones hechas gracias al uso de un telescopio.

La publicación de los estudios realizados por Galileo Galilei llevaron a la Iglesia Católica a atacar y perseguir a este hombre del Renacimiento ya que se consideraba que la Tierra era el centro del universo y todo giraba a su alrededor.

Y ahora llega Rufián, confundiéndolo todo y, además, comparando a esta eminencia como es Galileo con los políticos presos. Gente que no ha hecho nada en su vida ¡cómo Rufián!

También te puede interesar:

Arran, los cachorros de la CUP, haciendo barbaridades tipo pro-etarras (VÍDEO)

1 Comentario

  1. La cultura se conoce que no es el fuerte del rufián éste. Se sospechaba, claro, sólo con oir las mamarrachadas que suelta ordinariamente, vocablo éste último tomado en su acepción más apropiada…Hay que ser un ordinario y de medio pelo para no saber la peripecia de Galileo. Y si no se sabe no se cita, porque oir campanas y no saber dónde es un despropósito. Así son muchos de nuestros diputados. Es penoso y da vergüenza ajena comprobarlo.

Comments are closed.