quo vadis
Fotografía: commons.wikimedia.org

Sí, es a usted, Alberto Carlos Rivera Díaz, presidente de Ciudadanos a quien dirijo mis preguntas. Quo vadis. ¿Por dónde van sus derroteros políticos? ¿A quién quiere engañar? ¿Qué busca? Yo -mire por donde- creo tener la respuesta. Usted va, sin duda alguna, hacia el sol que más calienta. Y creo, sinceramente, que se equivoca.

No puede Vd. tener una solución distinta, según se encuentres en Cataluña, en Andalucía, o en Madrid. Porque eso es lo que viene haciendo. Y esa es una mala política. Porque aplicar unas alianzas en cada lugar, sin importarle que sean contradictorias, denota, además de poca fiabilidad, falta de rigor, por no aplicar otro adjetivo más rotundo que no cuadraría con las fechas en las que nos encontramos.

También sé que su afán -quizás desmedido- es vapulear al PP y navegar “guardando las formas” ante Pedro y Pablo; pero es fácil que le salga el tiro fallido. Sabe muy bien que lo que ha hecho en Andalucía está feo, muy feo, porque votando con el PSOE ha impedido que tenga que rendir cuentas ante el Parlamento, su presidente, Juan Pablo Durán, el cordobés que -con un currículo poco consistente- ha manchado el nombre de Córdoba con una conducta impropia de un político decente.

Lo recordaré: ha contratado con una empresa, radicada en Madrid, en la que está empleado un sobrino suyo unos servicios en cuantía de unos 15.000 euros. Incumpliendo así lo establecido en estos casos. Sr. Rivera, hágame caso. Creo que es el momento de conseguir la gobernabilidad de Cataluña y de dejar atrás viejas consignas que a nada conducen. Navegue recto y a buen paso y llegará a buen puerto.

También te puede interesar…

Graves acusaciones del independentista Sala i Martín contra Albert Rivera