El presentador del programa “Gran Hermano revolution: el debate” de Telecinco, Jordi González, ha asegurado en una entrevista El Nacional que “me habría parecido una barbaridad” que se aplicara el artículo 155 a TV3, pero ha criticado que ” es muy descarado lo que han hecho en estos últimos dos años aquellos que tienen poder directo sobre TV3 con la Televisión de Catalunya”.

“Me parece vergonzoso que TV3 es una televisión pública, y por pública entiendo una televisión que debe servir a todos los ciudadanos de un país. No sólo a los que comulgan con las ideas del partido que está gobernando”, ha lamentado.



González ha insistido en que “no estoy de acuerdo con lo que han hecho” y ha recordado que “me pareció muy mal la polarización de los telediarios de Televisión Española por parte del Partido Popular en la época de mayoría absoluta de Aznar”. “TV3 ha hecho lo mismo sin mayoría absoluta”, ha denunciado.

El presentador de Telecinco también ha afirmado que “TV3 ha sido mi casa, donde me he hecho profesional, e incluso persona”, pero ha asegurado que “en TV3 no vuelvo ni como invitado”. “No haré nunca un programa tan bueno ni mejor de lo que hice en TV3 con Las 1000 y una, en el que trabajé durante dos años”, ha justificado.

Finalmente, ha reconocido que “mi relación con la cadena es muy incómoda porque no les gusta mi manera de pensar, ni mi manera de decir lo que pienso”. “No diría que estoy vetado, porque yo no uso las palabras que usa Pedro Ruiz cuando dice por qué no sale en la tele. Estoy dolido porque, digamos, no reconozco TV3, no me fío”, ha concluido.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL