Cartel acto de Podemos en Alcalá de Henares

Han sido publicados por el diario “El Mundo” unas capturas de pantalla de unos mensajes por medio de Telegram, entre responsables de Somos Alcalá (Podemos), con las que se demostraría cómo fueron adjudicadas subvenciones a entidades afines a este partido político.

Captura de pantalla del diario El Mundo

En el ayuntamiento de Alcalá de Henares gobierna el PSOE, Javier Rodríguez, con el apoyo del grupo de Podemos en aquella localidad, Somos Alcalá. Los miembros de la formación podemita en este ayuntamiento están siendo investigados por un concurso convocado en 2016, cuya aportación es de 40.000, en el que estos habrían planificado cómo conceder ese concurso a entidades afines al partido.

En concreto se dice en esos mensajes, tal y como figura en la información de “El Mundo”, que «el primer criterio de valoración es que coincida con la planificación política del Ayuntamiento… Son nuestro excedentes y son criterios subjetivos al 100%». Esto es, no solo se consideran con el derecho a conceder dinero a quien quieran, para ellos sería incluso un deber. Algo que cuadra con el descaro que actúa esta formación política no solo en este ayuntamiento, también en el resto de España.

Los reyes del “consejos vendo que para mi no tengo” se creen con la superioridad moral para hacer lo que denunciarían y criticarían de otros partidos. El proceso de ese concurso ha sido denunciado ante la Fiscalía ya que, de los 33 participantes en el mismo, habrían sido seleccionados 5, relacionados de una forma directa con Somos Alcalá.

En esos mismos mensajes el responsable de esta formación, Jesús Abad, habría justificado esta ilegalidad con frases tales como: «Faltaría más. A ver si vamos a cobrar una mierda para dárselo a Provida [colectivo antiaborto]», señala en respuesta al edil Abad, que asegura que los criterios tienen que ser «subjetivos al 100%», en relación a que las subvenciones provenían en parte del salario al que renunciaban los miembros de esta formación.



En otro grupo de mensajes, la edil de Somos Alcalá del mismo ayuntamiento, Brianda Yánez, anunciaba a los “agraciados” la concesión de la subvención advirtiéndoles de que “aún no era oficial”, para que lo mantuvieran en secreto hasta el momento en que se hiciera.

Captura de pantalla del diario El Mundo

Otra nueva desvergüenza de la formación podemita y afines. Otro nuevo descaro con el que se confirma que la única corrupción que para ellos es ilegal es la de otros. La suya no solo no lo es, estaría siempre completamente justificada, tal y como habría hecho la diputada podemita Raquel Huerta, defendiendo a esos concejales. Veremos en que acaba todo esto, pero viniendo de Podemos seguro que lo justificarán todo hasta el punto de considerarlo incluso bueno. Esta es la ley que gusta en Podemos, la ley con la que ellos puedan hacer lo que les de la gana.