Mariano Rajoy (Wikipedia)

Recuerdo hace años, siendo Pablo Porta presidente de la Federación Española de Fútbol, que José Mª García era el rey de la radio nocturna. Recuerdo sus famosos calificativos a los dirigentes de la federación que mantenían en un su puesto a Pablo Porta y del que vivían muy bien. “Pelotas, abrazafarolas, estómagos agradecidos…” Esos eran algunos de los que usaba, después de adelantar la noticia con su famoso: “Ojo al dato”.

Eso en España no ha cambiado, ni en la pequeña empresa, ni en la grande, ni en la pública y mucho menos en un partido político. Hoy leo una entrevista en “ABC” al Vicesecretario general de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, y no dejan de venirme a la cabeza las palabras de José Mª García. El titular de la entrevista es el siguiente:  «Rajoy ha antepuesto la defensa de los intereses del país al PP».



Y después de leer eso alguien como yo, votante del PP de toda la vida e incluso del PP de Rajoy, no dejan de chirriarme los oídos. ¿Puede alguien en su sano juicio creer que la gestión de Rajoy con el asunto catalán ha sido buena? Y esa opinión no es ya en presente, esa opinión es en pasado, con todo lo que ha pasado, ¿de verdad lo puede creer alguien?

Lleva mucho tiempo el gobierno como si el resto de España no existiera, solo Cataluña. La vicepresidenta llegó incluso a tener despacho en Barcelona. La mayor parte de los fondos del FLA se han dirigido a esa comunidad autónoma. El referéndum que no iba a producirse, se produjo, de aquella manera, pero se produjo. Los golpistas y sus secuaces camparon durante semanas a sus anchas acosando a Guardia Civil y Policía Nacional sin que nadie hiciera nada. Puigdemont se fugó delante de sus narices. Aplicó el artículo 155 en Cataluña tal y como el separatista PSOE quiso. Convocó unas elecciones antes de tiempo en las que no solo ganó el separatismo, la debacle del PP fue histórica. ¿Y después uno de los máximos responsables del partido nos suelta algo así?

No solo es que no haya antepuesto los intereses de España a los intereses del PP, es que Mariano Rajoy ha antepuesto sus intereses a los del PP y a los de España. El PP se está hundiendo y está hundiendo a España detrás de él, no solo por la gestión del presidente Rajoy, es que tampoco hay nadie en el partido que sea capaz de atreverse a ser crítico con su gestión. No hay nadie capaz de decirle: “hasta aquí Mariano”. Se juegan puestos, se juegan sueldos y de momento el hacerle la pelota a Mariano es lo que les ayuda a mantenerse ahí. Me recuerda a aquella frase tan de madre, “y si Fulanito se tira por un puente, ¿tú te tirarías también?”



Llega hasta tal punto la abducción, interesada o no, por un líder, que hasta los que somos críticos en las redes sociales con su gestión recibimos ataques. Se nos dice el famoso, “¿que habrías hecho tú? Si tu eres tan listo, haber aplicado tú una solución”. Tonterías de defender a alguien por el mero hecho de ser simpatizante o afiliado de un partido determinado.

Pues hacer eso no lleva a ningún sitio, ni al partido, ni a España. Hacer eso, no ver la realidad nos puede llevar a todos al agujero o a una situación en Cataluña que no se acabe nunca, o que se silencie de nuevo con mucho más dinero bajo cuerda para ellos, como se ha hecho siempre. No ver la realidad de un partido y de un líder, por muchas simpatías que se tengan por él, no es solución de nada. Es más, agrava el problema por completo. Ser un pelota y un abrazafarolas cobrando, puede ser comprensible aunque no justificable. Pero serlo gratis, es de nota.

También le puede interesar:

EL Pozo Alimentación Contratará 700 Trabajadores Fijos

Puigdemont exige al Rey que rectifique su discurso navideño

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL