Puigdemont en "El Resplandor" (@jsobrevive)

A veces se reciben buenas noticias que, en principio, cualquier persona se toman como tal, pero que el tiempo te demuestra que, no solo no lo eran, pueden acabar convirtiéndose en un regalo envenenado. Eso es en lo que se puede convertir el resultado de las elecciones catalanas para sus máximos líderes y responsables, Puigdemont y Junqueras, y sus partidos, JxCat y ERC.

Después de una noche electoral de “vino y rosas” para Puigdemont, llegó la mañana, y llegarán los días, de cruda realidad. En esa noche electoral, y tras conocer los resultados, el protagonista volvió a demostrar una gran incontinencia verbal y unas continuas meteduras de pata, con su tono amenazante. Para al día siguiente, y en plena resaca, demostrar que le invade el miedo y la cobardía, para demostrar que esos resultados le perjudican, a él personalmente, mucho más de lo que le benefician.



Todo eso lo demostró con una frase dirigida a Rajoy: “Pido una reunión con Rajoy fuera de España y sin condiciones”. Tiene miedo, le aterra la posibilidad de volver a España y ser detenido. Vuelve a intentar encender la vena patriótica entre sus fieles, para evitar que se den cuenta de ello, de lo aterrado que está. En su situación pretende poner condiciones. Eso es algo para lo que no tiene capacidad y que Rajoy estaría loco si se le ocurriera la mala idea de contestar.

Está aterrado Carles, alguien le está manteniendo en Bruselas, en su destierro y no se atreve a volver, ni siquiera para volver a ser presidente, mucho menos para ser diputado. El miedo vuelve a la gente irracional, en este caso vuelve a Puigdemont mucho más irracional de lo que era y solo volverá si es empujado por los suyos, si le obligan, de lo contrario no lo hará. Porque una cosa es decir que se es un mártir y otra cosa es pasar por ello. Una cosa es estar moralmente con sus “amigos” presos en la cárcel y otra muy distinta es estarlo físicamente. Y a eso Puigdemont no se atreve porque no es más que un cobarde.

También puede interesarle:

Tenemos muchas ofertas de empleo para ayudarte a encontrar trabajo

Mega-zasca del juez Llarena a Puigdemont