El jueves se celebran elecciones en Cataluña. El jueves los catalanes tienen en su mano cambiar las cosas o dejarlas como están. Y muchos están nerviosos. Y por las cosas que observo, las relaciones que mantengo en Cataluña y las cosas que me cuentan los separatistas no las tienen todas consigo.

Los separatistas están nerviosos. Han pasado de proclamar la ‘República catalana’, de creerse libres, a pensar que este jueves el bloque constitucionalista puede imponerse a los independentistas. Y en sus mensajes se nota ese temor. Y a mí eso me encanta.

No sé cual será el resultado electoral, no sé que pasará en Cataluña, pero el hecho de que los separatistas estén tan nerviosos, atacando a Ciudadanos y a Partido Popular, me encanta. Y es que parece que le están viendo las orejas al lobo y que sus tesis de ruptura con España no tienen el apoyo popular que ellos creían.

Y sé que están nerviosos por los mensajes que envían. Desde hace unos días los separatistas están enviando mensajes de acoso y derribo dirigidos a la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas. Mensajes en los que informan sobre el supuesto currículum de su padre y su tío, acusándolos de falangistas y dando a entender que Arrimadas, por ser hija de un falangista, también lo debe ser. Muy triste este tipo de “deducciones”. Y es que parece que para los separatistas los hijos han de ser lo que fueron sus padres. Ya me gustaría ver a los padres de estos y si los hijos independentistas han salido como ellos…

Pero lo que más me ha llamado la atención y ha provocado que escriba este artículo de opinión, es un mensaje que me ha llegado hoy en el que critican a Inés Arrimadas por su apellido. ¿Y los separatistas a Rufián no lo critican por su apellido? De vergüenza…

apellido arrimadas

Yo si votara en Cataluña lo haría por el Partido Popular, por Xavier García Albiol, pero jamás criticaría a los candidatos de los partidos separatistas por sus apellidos, por sus antepasados o por su condición sexual. Los separatistas están nervisoso, no las tienen todas consigo. Temen que el jueves noche el constitucionalismo venza en las urnas. Y ojalá sea así. Y ojalá se coman sus palabras, su radicalismo y su odio.

Esperemos que los separatistas el próximo viernes tengan que buscar empleo. Algo que podrán hacer en Curralia

También te puede interesar:

Insultan a Inés Arrimadas en un acto electoral en Barcelona

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL