Familia Pujol

Según publica OkDiario, el pasado día 26 de Octubre la Policía Nacional interceptó tres furgonetas de los Mozos de Escuadra en las que portaban documentación comprometedora de la familia Pujol. Se dirigían, al parecer, a una planta incineradora de San Adrián de Bessos (Barcelona), donde pretendían destruir toda esa documentación tan importante.

Según ese mismo medio, los Mozos se habrían negado en un principio a entregar nada a la Policía Nacional, hasta que finalmente llegó una orden judicial que les obligaba a hacerlo. Entre esa documentación habría pruebas de la fortuna que la familia Pujol había estado ocultando en Andorra durante décadas.



Los Mozos de Escuadra estaban, por aquel entonces, todavía dirigidos por el Mayor José Luis Trapero con lo que, de confirmarse esta noticia, el panorama judicial del ex-jefe de los Mozos se pondría bastante complicado.

Resulta sobrecogedor para todos los españoles el espectáculo tan bochornoso al que estamos asistiendo por parte de los Mozos de Escuadra. Lejos de cumplir y hacer cumplir la ley, parecen absolutamente empeñados en hacer exactamente lo contrario y desde hace mucho tiempo. Queda por saber el futuro judicial de todos los responsables de haber convertido este cuerpo policial en auténticos traidores. Principalmente de su máximo responsable, José Luis Trapero, al que todos deseamos un negro futuro judicial, después de su, más que indeseable, comportamiento.

También le puede interesar

Jordi Pujol Ferrusola es castigado en Soto del Real por trapichear con tarjetas de teléfono

¿Buscas empleo? Pincha aquí

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL