Vieja casa arruinada (Pixabay)

Llega el final de un nuevo año, llega la Nochevieja y el Año Nuevo y llega lo más tradicional de estas fechas, que no son las uvas, son las subidas de precios. Lo más curioso de este año es la justificación de las subidas de precios, porque muchas se achacan a la sequía. Y lo curioso no es eso, lo curioso es que cuando no hay sequía lo justifican con otras cosas, pero el caso es subir precios, para eso siempre se encuentra una justificación.

La vuelta de tuerca que nos están dando a todos los ciudadanos es de tal calibre, que nos van a pasar ya de rosca. Las cosas siguen sin ir bien a nivel económico, a pesar de lo que se diga, y hay mucha gente, mucha, que está al límite y que ya no puede más.

Bastante poco le importa eso a nuestros políticos, necesitan seguir con su tren de vida y mantener sus prebendas y a sus enchufados. Y todo corre de nuestra cuenta, todo a costa de nuestro bolsillo, va a llegar un punto en el que nos pongan boca abajo y no caiga de ahí más que la lista de la compra o alguna tela de araña.



Una vergüenza. Aquí algunas de las subidas:

  • Luz

Para la luz siempre hay justificación, ningún medio se atreve a pedir explicaciones y las subidas son ya tan escalofriantes que miedo da ya abrir la factura de la compañía eléctrica. Ahora porque hay sequía, antes porque no la había y siempre porque el gobierno no baja ni un duro de lo que nos saquea en esta factura.

  • Gas

La subida del gas natural será por encima del 6%. Se habla de encarecimientos de peajes y de que el gobierno va a intentar paliar esa subida moderando sus impuestos. La del gas es una factura que en ciertas zonas frías de España puede arruinar a familias por su pago.

  • Bombona de butano

La bombona mantendrá su precio en 14,45 euros , pero ya subió 30 céntimos en la revisión de noviembre. Y a finales de enero habrá otra revisión, ya veréis, subida segura.

  • Agua

Curioso que a pesar de la sequía el precio del agua, que depende de ayuntamientos y comunidades autónomas, se mantenga estable. Aunque el Ayuntamiento de Barcelona, el de la “gente”, lo va a subir.

  • Hipotecas

El Euribor da un respiro a los hipotecados, en diciembre ha bajado un -0,190% y eso hará que a mucha gente le dé un pequeño respiro. Una alegría y una excepción, en el tremendo mundo de las subidas de precios.

  • Combustibles

Aunque de momento, los precios de la gasolina han cerrado el año casi como lo empezaron: 1,235 euros el litro, por los 1,237 que se pagaba en enero. El gasóleo sí se ha encarecido más. Arrancó el año en 1,127 euros el litro y ahora se paga a 1,137 euros. Del petróleo y de las gasolinas no se puede esperar nunca nada bueno.

  • Telefonía

Telefónica, Orange y Vodafone. Movistar Fusión incrementarán también sus precios .. A cambio, ofrecerá un incremento de datos de algunas gigas en su consumo de datos, pero los precios subirán también. Me pregunto hasta qué punto influirá aquí también la sequía.

  • Transporte, peajes e IBI (todo un clásico), aumentarán también sus precios el años que viene. Lo del IBI es algo que los ayuntamientos lo han tomado como “la casa de tócame Roque”. ¿No tienen un duro? Pues a subir el IBI. Si analizamos las subidas de los últimos años nos podemos quedar asustados: La friolera del 71% de subidas desde el año 2007, para eso y no echar gota.

¿Feliz Año Nuevo? Ya, claro…muy feliz…



Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook, en nuestra página y en nuestro grupo

También te puede interesar

Mercadona: Últimas Ofertas De Empleo Publicadas, En Toda España

Cómo pagar la factura de la luz cuando quieras

 

Cómo pagar la factura del gas cuando quieras